02
Sep
14

LOS SHERLOCK HOLMES QUE NO LO FUERON

Hay más. Películas que, en cierta manera, aluden al genio de Baker Street, pero que en realidad nada tienen que ver. Aquí, sin embargo, van diez escogidas:

 

1- 23 PACES TO BAKER STREET (A 23 pasos de Baker Street, 1956), de Henry Hathaway.

23PASOS

La clara referencia sherlockiana del título es lo único que remite a nuestro personaje en este film. Por otro lado, es un thriller bastante inteligente e imaginativo. No es tan brillante como el detective de Ernest Bramah, pero el dramaturgo ciego interpretado por Van Johnson se las arregla bien. Basada en la novela de Philip MacDonald.

 

2- THE UNDYING MONSTER (1942), de John Brahm (no estrenada en España, pero editada en DVD como El monstruo inmortal).

UNDYI

Inefable y casi inclasificable thriller de misterio/horror con el detective Robert Curtis (James Ellison), un tipo que utiliza procedimientos deductivos demasiado semejantes a los de cierto investigador londinense para que sean simple casualidad. Terror gótico, unas pinceladas de CSI, monstruo clásico incluido…, nada de scooby-doos, Charles McGraw en su primera aparición en el cine, sin acreditar (cuando lo vi, dije en voz alta: “¡Charles McGraw!”)… Todo esto y más, ofrecido por un John Brahm desmelenado, con su habitual puesta en escena tan elegante, pero sin el toque de ‘qualité’ que le deja al borde de la obra genial en sus pelis más famosas. ¡Ah! Y esta vez, como dijo Rex Stout, ‘Watson was a woman’…! Basada en una celebrada pero aquí inédita novela de Jessie Douglas Kerruish.

 

3- THE BLOOD BEAST TERROR (El deseo y la bestia, 1968), de Vernon Sewell.

BloodBeastTerrorUKquad

Se ha hablado a menudo de las dos intervenciones de Cushing en plan Holmes con otro nombre (dejemos a un lado a sus Van Helsing, que son el Maestro también a un 90%). En este primer ejemplo, el inspector Quennell se ve metido de lleno en una bizarra investigación criminal cuyo protagonista es una criatura más bizarra todavía. Todo por culpa de los atrevidos experimentos del doctor Mallinger (Robert Flemyng). Bastante risible todo, si no estuviese nuestro admirado actor para salvar los muebles cuando él entra en juego.

4- LEGEND OF THE WEREWOLF (1975), de Freddie Francis. (no estrenada en España, pero editada en DVD y exhibida por televisión como La leyenda del hombre lobo).

LEGEND

El segundo Holmes disfrazado de Cushing se nos presenta a la caza de un hombre lobo hammeriano, esta vez de la mano de la Tyburn, productora muy poco prolífica que contó con Francis para dirigir el desaguisado. Desaguisado, porque al margen de disfrutar como es usual con Dear Peter (no siendo esto tampoco de lo más memorable que ha hecho) y un par de momentos tensos, el film es pobre, pobretón. A Freddie Francis no le interesó el terror nunca, como él dijo en ocasiones; es lógico, pues, que su desidia conforme una carrera muy mediocre como realizador. Su talento como director de fotografía es otra cosa, claro.

 

5- SHERLOCK, JR. (El moderno Sherlock Holmes, 1924), de Buster Keaton.

JR

Muchos se empeñan en meter este mediometraje en el listado de versiones cinematográficas de Sherlock Holmes. Sin embargo, si dejamos el título a un lado, no podemos decir que haya referencias al detective.
Pero los perdono porque esta fantasía detectivesca es una obra maestra del cine.

 

6- DER GRAUE DAME (1937), de Erich Engels

GRAUE

El film cuenta la misión secreta de Jimmy Ward (Hermann Speelmans), que se infiltra en una red de criminales. Nada que ver con Doyle. En última instancia, el tipo se revela como Holmes. La película se estrenó también con el nombre del detective junto al título. A la manera de los hoy ya bien conocidos y estrafalarios cuentos apócrifos alemanes de Sherlock Holmes, hay un señor que afirma ser el detective y ya está.

 

7- CRIMEN IMPERFECTO (1970), de Fernando Fernán Gómez.

FERNAN

No es la mejor película del genio nacido en el Perú, pero gran parte de ella es descacharrante. El detective privado Salomón (Fernán Gómez) y su casi tan torpe ayudante Torcuato (José Luis López Vázquez) investigan la desaparición de un cadáver, que se evapora como por ensalmo de la oficina de los sabuesos. La historia se va complicando hasta límites insospechados. La técnica del disfraz es utilizada abundantemente, así como el consumo de ciertas sustancias, que llevan a momentos como este:
http://m.youtube.com/watch?v=MGnf48a4AUI
Órgano Hammond galore!

 

8- A CASE OF HYPNOSIS (1952), de Jerry Courneya

MONO

Aprovechando la reciente entrega de la saga de El planeta de los simios, recupero esta cosa tan mona protagonizada por el profesor Lightskull y Doc Tweedle. Estos remedos de Holmes y Watson en cuerpo de chimpancé investigan, eso, un extraño caso de hipnotismo que pone en peligro la integridad de varios de estos seres peludos.

El reparto de este corto está compuesto exclusivamente por primates, a los que se les añaden voces humanas en ‘off’ para hacer más comprensible la narración. A pesar de la bizarrería del asunto, la encarnación holmesiana de Lightskull no desmerece de alguna otra humana que he tenido la oportunidad de sufrir.

 

9- LOST IN LIMEHOUSE, OR LADY ESMERELDA’S PREDICAMENT (1933), de Otto Brower.

PARODI

Esta parodia holmesiana, un burlesque que tiene su aquel para el espectador desprejuiciado, nos presenta a Sheerluck Jones (Olaf Hytten) y a Hotson (Charles McNaughton) haciendo como que les interesa rescatar a la heroína de manos del villano de turno, que se oculta entre su banda de pillos chinos. Con la excusa del ‘peligro amarillo’ podemos asistir a algunos simpáticos ejemplos de slapstick.

 

10- ZERO EFFECT (El efecto cero, 1997), de Jake Kasdan.

ZERO

Primero fue House, M.D., luego Sherlock, después Elementary, en orden decreciente de interés. Pero la primera, digamos, “actualización del mito de Holmes” en nuestros días, fue esta interesante película, la primera del hijo mayor de Lawrence Kasdan.
Y mirad que digo interesante a pesar de sus dos protagonistas, Bill Pullman y Ben Stiller, que no suelo soportar. El Sherlock Holmes de Portland, Oregon, de nombre Daryl Zero, y su Watson de turno, Steve Arlo, investigan un caso que es demasiado sencillo como para ser verdad. Por supuesto, las cosas se retuercen bastante en esta historia con un buen guion, del propio Kasdan, que el blandengue (incluso cuando está desbarrado) de Pullman no logra hundir.
Abundantes referencias sherlockianas (ups, iba a escribir “hitchcockianas”, pero es que también), y una Irene Adler que me pierde: Kim Dickens.

José Goas Jul


0 Responses to “LOS SHERLOCK HOLMES QUE NO LO FUERON”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: