17
Oct
11

The Veiled Detective

 

Autor: David Stuart Davies

Pie de imprenta: New York: Titan Books, 2009.

Colección: The Further Adventures of Sherlock Holmes; s/n.

Fecha de publicación original: 2004.

David Stuart Davies es un autor y editor cuya relación con Sherlock Holmes incluye relatos, novelas, la edición de alguna que otra antología de relatos, e incluso la edición de un libro sobre Jeremy Brett como Holmes y otro sobre las películas y series protagonizadas por el Gran Detective. Podría listar sus obras, pero creo que será más cómodo para el lector interesado (y que pueda leer en inglés) pasarse por su página web. Con este enlace se accede en concreto a sus obras relacionadas con o protagonizadas por Holmes:

http://homepage.mac.com/mr.bumst/dsd.com/web-content/pages/sherlock.html

Con semejante currículum a sus espaldas, y tras haber leído alguna de sus obras y encontrarlas más que satisfactorias, me enfrenté a la lectura de The Veiled Detective con grandes expectativas…que pronto se vieron defraudadas.

Y es que el punto de partida de esta curiosa obra atenta contra los Sagrados Escritos de un modo absolutamente irrespetuoso. (Puesto que lo que voy a contar ahora se descubre al poco de empezar la novela, no creo estar cometiendo pecado de spoiler, pero por si acaso alguien tiene la esperanza de ver publicada esta obra en castellano, mejor que se salte este párrafo y los siguientes). Vayamos con el sacrilegio: según David Stuart Davies, Watson jamás existió. El verdadero nombre del compañero de aventuras de Sherlock Holmes no es otro que John Walker (y si al lector le viene a la mente cierta marca de güisqui ya somos dos). John Walker no fue herido en la batalla de Maiwand, sino que se emborrachó estando de servicio (al no poder soportar ver cómo morían sus compañeros sin que pudiese salvarlos), y fue expulsado con deshonor del ejército. Tras un período en prisión y un consejo de guerra, Walker embarca de regreso a Inglaterra y conoce en el barco a un curioso personaje que le pondrá en contacto con el mismísimo profesor Moriarty.

En efecto, amigo lector: Moriarty, ni más ni menos. El Profesor estaba empezando a sentirse molesto por las acciones de un joven detective que ya se las había arreglado para echar por tierra algunos de sus planes. Sin embargo, considerando que ese joven suponía un estímulo para su intelecto, decide no matarle y, en su lugar, crea una situación ficticia en la que colocar a su rival para tenerle controlado en todo momento y saber con antelación si está a punto de entrometerse en sus asuntos. Ahí es donde encaja John Walker, que pasará a llamarse John Watson y convivirá con el detective (Sherlock Holmes, por supuesto) para espiarle y pasar informes mensuales a Moriarty. Como lo lee, sí señor. Y ahora sí entro en el terreno del “spoiler” puro y duro, con lo cual quien no quiera que la sangre le empiece a hervir no debería seguir leyendo…

No sólo Watson es un personaje controlado por Moriarty: también lo es Mrs. Hudson (una actriz madura que ha trabajado de vez en cuando para el profesor). Y, sorpresa entre sorpresas, Mycroft Holmes resulta ser otro supercriminal, y es muy amigo de Moriarty. Además de tamañas lindezas, Holmes se nos presenta más deshumanizado y drogadicto que nunca, hasta el punto de que Watson (quien, como no podría ser de otro modo, acabará sintiendo una profunda amistad por el detective) llega a ponerle la mano encima en alguna ocasión (lo cual puede haber inspirado al bueno de Guy Ritchie, si por lo que se ve en los trailers de su película nos basamos).

¿Y el argumento de la obra? Pues el señor Davies se dedica durante medio libro más o menos a recontarnos Estudio en escarlata (cambiando cosas, por supuesto, pero no para bien en mi opinión). Luego se pasea brevemente por El signo de los cuatro para presentarnos a Mary Morstan y casar a Watson, y culmina (tras pasar de puntillas sobre algún que otro caso) volviéndonos a narrar “El problema final”, pero en este caso cambiando el desenlace del relato.

En fin: la novela me ha parecido un despropósito de principio a fin y, lo que es peor, me ha pillado por sorpresa. Solo se la recomiendo a lectores pasticheros muy completistas. A ver con qué nos sale el señor Davies en The Scroll of the Dead, el próximo libro que voy a comprar de esta colección y que espero reseñar en unas semanas…

José Rafael Martínez Pina

Anuncios

7 Responses to “The Veiled Detective”


  1. 1 belakarloff
    23 diciembre 2009 en 12:27

    Nueva entrega del ciclo de reseñas de libros sherlockianos inéditos en España. Este nuestro colaborador no lo pone muy bien. A mí, la premisa no me disgusta, aunque el argumento no parece muy trabajado.

  2. 2 doctorwatson65
    23 diciembre 2009 en 12:38

    Leyendo la crítica se te quitan las ganas de leerlo… Y me parece que cambia las cosas para ser polémico y nada más, no parece que haya lógica en esos cambios…

  3. 3 albertolopezaroca
    23 diciembre 2009 en 15:36

    Lo que me da pena de la idea de Stuart Davies es que se haya entretenido en contar otra vez Estudio en Escarlata y demás. Porque el planteamiento es interesante, aunque seguro que lo ha convertido en algo desaforado, según nos cuenta el amigo José Rafael.
    ¿Será mejor “The Shadow of the Rat”, la versión Davies del caso de la Rata Gigante de Sumatra? Supongo que no, porque para empezar, lo cuenta Watson…

  4. 23 diciembre 2009 en 16:12

    Coño, y a mí que no me desagrada la premisa… Tengo el libro de este señor sobre la filmografía Holmesiana y es muy bueno, pero igual como narrador no está tan dotado.

    Por cierto, sigo este blog a diario. ¡Enhorabuena! Es buenísimo.

    Saludos!!

  5. 5 belakarloff
    23 diciembre 2009 en 18:22

    Wolfville:
    Por cierto, sigo este blog a diario. ¡Enhorabuena! Es buenísimo.

    Saludos!!

    Muchas gracias. Y bienvenido al blog (bueno, mejor dicho, a acceder a comentar). Muy curioso tu nick: ¿te va la licantropía?

  6. 6 Quatermain
    23 diciembre 2009 en 20:09

    Debo aclarar que a mí el “recontar” historias nunca me ha parecido literatura. Me sentí igual de defraudado cuando leí “La voz de Drácula” o “La Sombra de Ender”, por poner un par de ejemplos. Basarse en lo que ha escrito alguien para cambiar todo el sentido de la obra o para narrar lo mismo desde el punto de vista de otro personaje me resulta poco interesante, cuando no insultante. Pero veo que hay a quién le parece un buen punto de partida el de la novela que he comentado. Pues nada: no os privéis de leerla, que igual os gusta y todo. Al fin y al cabo, mi opinión es tan sólo eso, “mi” opinión. 😉

  7. 7 titanide1986
    23 diciembre 2009 en 22:13

    A mí que alguien reescriba una obra desde la perspectiva de otro personaje no me parece mal, sino interesante. AHORA BIEN, que cambie TODO el argumento de la obra (¿que Watson trabaje para Moriarty??????), pues no me atrae en absoluto, porque destroza la obra (bueno, si los Sherlockianos lo tomasen como canon, que obviamente no es así).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: