25
Abr
11

The Devil’s Foot

Título alternativo: The Adventures of Sherlock Holmes #2: The Devil’s Foot.

Dirección: Maurice Elvey.

Productor: Eille Norwood para Stoll Picture Productions.

Guión: William J. Elliott, según el relato de Arthur Conan Doyle “The Adventure of the Devil’s Foot”.

Fotografía: Germain Burger.

Intérpretes: Eille Norwood (Sherlock Holmes), Hubert Willis (Dr. John Watson), Harvey Braban (Mortimer Tregennis), Hugh Buckler (Dr. Sterndale).

Nacionalidad y año: Reino Unido 1921.

Duración y datos técnicos: 23 min. B/N 1.33:1.

Sherlock Holmes se halla de vacaciones cuando se topa con tres cadáveres en una casa, sin signos de violencia, y sentados tranquilamente ante la mesa. Pronto, otro crimen sucederá a este…

devil1

Eille Norwood (1861-1948), nacido como Anthony Edward Brett, fue un actor británico de inicios del cine mudo. Su nombre artístico, parece ser, lo tomó de una amiga, Eileen, y de la ciudad de Norwood. Debutó en 1911 con el film de aventuras Princess Clementina, basado en una novela de A. E. W. Mason (autor de Las cuatro plumas), y trabajó en pocas películas más hasta que en 1921 es requerido para protagonizar The Hound of the Baskervilles, adaptación por parte de Maurice Elvey de la célebre novela de Sir Arthur Conan Doyle, tras un par de adaptaciones previas del director y el actor de otros clásicos literarios, obra de Rafael Sabatini y Ethel M. Dell. Aquí, Norwood encarnaría a Sherlock Holmes, acompañado de Hubert Willis como el doctor Watson. El éxito fue notorio, y si bien ese mismo año participó en un par de películas más, ello le conduciría a interpretar una serie de cortometrajes adaptando una gran cantidad de relatos que Doyle escribiera sobre el célebre detective, hasta un total de cuarenta y ocho, sumados a la citada versión de El perro de Baskerville, al lado de Willis como el fiel doctor, salvo las últimas, en las cuales fue reemplazado por Arthur Cullin. La última aportación al ciclo fue His Last Bow (1923), y ese fue su último saludo al cine, pues abandonó el medio.

devil2

Estrenada en abril de 1921, The Devil’s Foot se exhibe como la segunda entrega de la serie The Adventures of Sherlock Holmes, considerándose la primera el citado largometraje. Es, por supuesto, una adaptación del cuento “La aventura del pie del diablo”, publicado en el volumen His Last Bow. Sherlock Holmes y Watson se hallan de vacaciones cuando se topan con tres cadáveres en una casa, sin signos de violencia, y sentados tranquilamente ante la mesa. Las víctimas son dos hombres y una mujer, hermanos, y tienen otro que vive aparte, con el vicario, desde que años atrás discutieron por unas tierras, aunque “ya está olvidado”, y a veces se reúnen para jugar a las cartas, como de hecho aconteció la noche pasada. Holmes sospecha de él, pues después de despedirse de sus hermanos, las huellas indican que regresó, pero a la mañana siguiente también él aparece asesinado en las mismas circunstancias, recostado en la cama.

devil3

Por supuesto, al ser un film mudo y de escaso metraje, la trama ha de simplificarse de manera notoria. En todo caso, sorprenden las maneras de planificar de Maurice Elvey, en una película de 1921, cuando su estilo parece más propio de cinco años antes. La historia es bastante elemental, y choca la ingenuidad de Sherlock Holmes de probar los efectos del veneno tóxico probándolo sobre él y Watson: la habitación se llena de gases perniciosos y a duras penas logran salir de la habitación. La forma tan aparatosa de hacer efecto el veneno contrasta con los modos pacíficos de las muertes, en las cuales las víctimas parecen no haber percibido la ostentosa humareda.

devil4

La película, por tanto, es una curiosidad histórica, un elemento de coleccionismo para los aficionados al detective de Baker Street, pero desde la perspectiva cinematográfica es un producto pobre en todos los sentidos con escaso relieve. Norwood crea una composición de Sherlock Holmes muy en la línea a lo que hoy conocemos, si bien ya tenía sesenta años cuando encarnó al investigador, lo cual se percibe incluso en las estropeadas copias que hoy perviven del filme, si bien el propio Arthur Conan Doyle alabó la interpretación de Norwood, comentado: “Su maravillosa encarnación de Holmes me ha asombrado”.

Carlos Díaz Maroto

Anuncios

28 Responses to “The Devil’s Foot”


  1. 1 belakarloff
    22 octubre 2009 en 11:46

    Bueno, pues espero que esto os resulte de interés, dado que es la reseña de una película dificilísima de ver, una rareza de la época muda.

  2. 2 Quatermain
    22 octubre 2009 en 12:16

    Desde luego se trata de toda una rareza que desconocía…

  3. 3 belakarloff
    22 octubre 2009 en 12:40

    Pero supongo que, aunque desconocieras este título en cncreto, conocerías el nombre del actor asociado a Holmes, y que hizo un ciclo de éste, ¿no?

  4. 4 Quatermain
    22 octubre 2009 en 12:54

    Algo leería en alguna parte, seguro. Pero no lo recuerdo…

  5. 5 Luis
    22 octubre 2009 en 23:11

    Siempre he querido ver las pelis de Eille Norwood.

    Creo que de la enorme cantidad de 47, sólo han sobrevivido alrededor de media docena.

    Todo un logro, si comparamos con producciones actuales desaparecidas (las de Peter Cushing o la de Billy Wilder).

  6. 6 cerebrin
    23 octubre 2009 en 9:51

    Bela, díces que la presente es la segunda entrega de esta serie tras “The Adventures of Sherlock Holmes”. ¿Se sabe quién fue el actor que interpretó a Sherlock en aquél film y cual fue la causante del cambio de actor?

  7. 7 belakarloff
    23 octubre 2009 en 13:26

    Pues no, no digo eso… O lo he redactado de pena, o tú no lo has entendido. Digo que esta es la segunda entrega de la serie “The Adventures of Sherlock Holmes”, y que la primera es la de Baskerville, también protagonizada por Norwood.

    Si los demás habéis entendido lo mismo que cerebrin, le doy un repaso a la reseña y la escribo mejor. Si por el contrario lo que pasa es que cerebrin está alelado, lo dejo así.

  8. 8 Luis
    23 octubre 2009 en 22:47

    Yo creo que está bien explicado.

    Oigan, cambio de tema:

    Antes comparé a El País de la Bruma con X-Files, y es que siempre me pareció raro que Doyle usara de su repertorio de personajes, a Challenger, el de la ciencia ficción, para hablar de espiritismo.

    En un mundo donde donde hay dinosaurios, donde el planeta lanza alaridos y donde todos se desvanecen… pues en ese mundo me creo el espiritismo. Encaja bastante bien.

    Siguiendo con comparaciones, La Zona Ponzoñosa me recuerda bastante a Flashforward, la nueva serie de la cadena ABC

  9. 9 Quatermain
    23 octubre 2009 en 23:23

    Tienes toda la razón con lo de La Zona Ponzoñosa. Ya se me había pasado por la cabeza cuando veía la serie.

  10. 10 Luis
    24 octubre 2009 en 15:54

    Oigan, que vuelvo al tema:

    Eille Norwood hizo tres tandas de series: “The Adventures of Sherlock Holmes” (1921), “The Futhes Adventures of Sherlock Holmes” (1922), “The Last Adventures of Sherlock Holmes” (1923).

    Fueron 47/48 películas de 20 minutos, adaptando prácticamente todo el Canon. Lógicamente no se adaptó todo el Canon, porque en 1923 Doyle no había termiando de escribir relatos de Holmes.

  11. 11 Luis
    24 octubre 2009 en 15:55

    Por lo que leo del artículo, la historia parece bastante fiel. Holmes provó consigo mismo el veneno porque así era él. Ya en “Estudio en Escarlata” Stamford le dice a Watson que para resolver un problema, Holmes podía probar venenos con un amigo, como consigo mismo.

    El error de Holmes, como el mismo admitió, fue meter a Watson en la habitación, tanto porque impedía rescatarlo si algo salía mal, como por involucrarlo en algo tan peligroso.

    Los efectos del veneno son diferentes a los de los hermanos, porque Holmes usó una pequeña dosis, por lo que permaneció semi conciente.

    Supongo que dependiendo del tipo de adptación, la historia puede interpretarse de diferente manera.

  12. 12 Luis
    24 octubre 2009 en 16:02

    Holmes no se tomaba vacaciones, pero en esta ocasión lo hizo porque estaba recuperandose al caer enfermo por agotamiento.

    Uno puede imaginarse que Holmes enfermaba seguido al ser delgado y famélico, pero esto no es del todo exacto. De hecho, solo sabemos que el detective enfermó dos veces en la totalidad de los relatos.

    En 1887, como se ve en “Los Hidalgo de Reigate”, por trabajar dos meses de forma imparable, aunque más bien era un buen recurso argumental de Doyle para el excelente final.

    Y esta historia de 1897, motivo por el que Holmes va acompañado del doctor.

    Dije 1897, pero las pelis de Norwood eran contemporáneas, de hecho, todas las películas de Holmes eran contemporáneas hasta 1959, salvo algunas excepciones.

    No es tan extraño esto, pues James Bond o Superman no se han quedado en la época en la que fueron creados.

  13. 13 belakarloff
    25 octubre 2009 en 12:47

    Es interesante eso de los cambios de época. Cuando se anunció la versión de “La guerra de los mundos” por parte de Spielberg, yo regué que mantuviese la ambientación de época: hubiese sido precioso ver Londres atacado por las máquinas marcianas mientras los coches de caballos se desbocan y los primeros automóviles se salen del camino….

    Ahí, Peter Jackson, para mí, acertó con “King Kong”… pero no acertó en el resto de la película…

  14. 14 cerebrin
    26 octubre 2009 en 10:41

    belakarloff said:

    “Es interesante eso de los cambios de época. Cuando se anunció la versión de “La guerra de los mundos” por parte de Spielberg, yo regué que mantuviese la ambientación de época: hubiese sido precioso ver Londres atacado por las máquinas marcianas mientras los coches de caballos se desbocan y los primeros automóviles se salen del camino….”

    Bueno, hubo una película que salió por la época a rebufo que si la mantenia. Otra cosa es como sería la calidad de la película en cuestión.

    En cuanto a lo de mis dudas, será que estoy alelado, pero por más que me lo releo me sigue pareciendo que dices que ésta película es la segunda entrega de una serie.

  15. 15 belakarloff
    26 octubre 2009 en 13:19

    Ay, es para matarle…

    Es la segunda entrega de una serie. Pero la primera de la serie no es “The Adventures of Sherlock Holmes”, sino que ese es el título de la serie.

    ¿Te entra ya en tu cerebrin atrofiado, o tengo que explicártelo mediante gráficos?

  16. 16 cerebrin
    26 octubre 2009 en 14:27

    Que no, gili. Que lo que digo es que tal y como está puesto, no parece en ningún momento que te estes refiriendo a la obra literaria, gañan. Dáselo a leer a alguien que no sepa del tema, a ver que entiende, so cretino. Si la culpa la tengo yo por tratar de ayudarte… 😛

  17. 17 belakarloff
    26 octubre 2009 en 14:35

    Yo no estoy mencionando para nada la obra literaria, so engendro poligástrico. “The Adventures of Sherlock Holmes” es el título de la serie CINEMATOGRÁFICA, disminuído intelectual. Echa un ojo al TÍTULO ALTERNATIVO que doy en la ficha técnica, a ver si así lo entiendes, que tienes menos luces que las cuevas de Altamira.

  18. 18 Quatermain
    26 octubre 2009 en 14:49

    Uff… Tanto amor en el ambiente resulta empalagoso… 😀

  19. 19 belakarloff
    26 octubre 2009 en 15:12

    ¿A que sí? 😀

  20. 20 cerebrin
    26 octubre 2009 en 21:10

    Pues entonces más a mi favor, cretino. Si según tú “The Devil’s Foot se exhibe como la segunda entrega de la serie The Adventures of Sherlock Holmes, considerándose la primera el citado largometraje”, das a entender que hay una entrega anterior y que se podría titular “The Adventures of Sherlock Holmes”, ¿no? Otra cosa es que ésta se rodara primero y se exhibiera después… por lo que también estaría mal explicado. Además, dices que es un largometraje, y esto es un corto, así que aclarate. Entiendes ya mis dudas, ¿so crustáceo sifilítico?

  21. 21 belakarloff
    26 octubre 2009 en 22:10

    No, descerebradín, no.

    “en 1921 es requerido para protagonizar The Hound of the Baskervilles”

    “El éxito fue notorio, y si bien ese mismo año participó en un par de películas más, ello le conduciría a interpretar una serie de cortometrajes”

    “The Devil’s Foot se exhibe como la segunda entrega de la serie The Adventures of Sherlock Holmes, considerándose la primera el citado largometraje”

    ¿Lo captas, lombarda de encefalograma plano?

  22. 23 Luis
    26 octubre 2009 en 23:45

    Conversación final:

    belakarloff: “Vale, vale, por las dudas, para que otra persona no cometa el mismo error, modifico el artículo y punto”.

    cerebrin: “No, déjalo como está, que al final se entiende.”

    belakarloff: “Que no, que ahora lo cambio”.

    cerebrin: “Y yo te digo que lo dejes tal y cómo está”.

    belakarloff: “que lo cambio, jolines”.

    cerebrin: “que no, hostias”.

    etc. XD

  23. 25 belakarloff
    27 octubre 2009 en 10:10

    Si tengo razón, ¿por qué habría de bajarme? Andando, burro.

  24. 27 belakarloff
    27 octubre 2009 en 15:20

    La acémila sigue rebuznando…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: