12
Feb
10

El hombre lobo

 

Título original: The Wolfman.

Dirección: Joe Johnston.

Productores: Sean Daniel, Benicio del Toro, Scott Stuber, Rick Yorn para Universal Pictures, Relativity Media, Stuber Productions.

 Guión: Andrew Kevin Walker, David Self, según el guión de Curt Siodmak.

Fotografía: Shelly Johnson.

Música: Danny Elfman.

Montaje: Walter Murch, Dennis Virkler, Mark Goldblatt.

Efectos especiales: Rick Baker (efectos de maquillaje).

Dirección artística: John Dexter, Phil Harvey, Andy Nicholson.

Intérpretes: Benicio del Toro (Lawrence Talbot), Anthony Hopkins (Sir John Talbot), Emily Blunt (Gwen Conliffe), Hugo Weaving (inspector Frederick George Abberline), Art Malik (Singh), Geraldine Chaplin (Maleva), Simon Merrells (Ben Talbot), Rick Baker, Antony Sher, Cristina Contes, Olga Fedori, Michael Cronin, David Sterne, David Schofield, Roger Frost, Rob Dixon, Nicholas Day, Lorraine Hilton, Gene Simmons…

Nacionalidad y año: Estados Unidos, Reino Unido 2010.

Duración y datos técnicos: 100 min. color 1.85:1.

Lawrence Talbot, un actor que trabaja en Estados Unidos, recibe carta de la prometida de su hermano informándole de la desaparición de su hermano, por lo cual regresa al hogar paterno, en los páramos de Inglaterra, para enterarse de que ha aparecido muerto. No sólo eso, sino que entre los lugareños corre el rumor de que el causante ha sido un hombre lobo…

Desde hace tiempo la Universal va detrás de realizar remakes de muchos de sus clásicos films de monstruos del siglo pasado. Ya hizo una versión libérrima con La momia (The Mummy, 1932), de Karl Freund, con la chusca y millonaria versión de Stephen Sommers habida en 1999, y desde hace mucho se oye hablar de una revisión de la deliciosa La mujer y el monstruo (Creature from the Black Lagoon, 1953), de Jack Arnold. Ahora, por medio del portorriqueño Benicio del Toro, admirador del film clásico, nos llega esta nueva versión de la célebre película dirigida por George Waggner en 1941, empapada aquélla en una muy grata atmósfera pero sin estar a la altura de los grandes clásicos habidos una década atrás.

La obra ha pasado no pocos percances a causa de los productores, que al parecer buscaban un film más comercial, por lo que procedieron a cambios, filmaciones nuevas, despidos, readmisiones… Sospecho que nunca sabremos qué pudo haber sido sin esas ingerencias (1), y no nos queda más remedio que juzgar los resultados tal cual aparecen de cara al espectador, analizar lo que es, no lo que pudiera haber sido. En fin, muchas ingerencias, he dicho, pero me da la impresión de que, pese a todo, la película transita por unas coordenadas poco comerciales, y para gran parte de los espectadores semejará un producto rancio y desfasado, con un pie puesto en la solemnidad y otro en la serie Z. Y el caso es que al que esto firma todo ello le parece un punto positivo, no negativo.

Y es que El hombre lobo, versión siglo XXI, es una película con el ojo puesto en el cine de la Universal de la época en que se rodó su precursora; es decir, no los grandes clásicos de los 30, sino los pastiches de los 40, como Frankenstein y el hombre lobo (Frankenstein Meets the Wolf Man, 1943), de Roy William Neill, o La zíngara y los monstruos (House of Frankenstein, 1944), de Erle C. Kenton, pese a que en casi todo su metraje el tratamiento es de seriedad y respeto por el material originario, salvo un clímax final que alcanza el tono desquiciado de los referidos precedentes, así como el de las cómics de la Warren o la Marvel, o el cine de Jacinto Molina/Paul Naschy, cine este último con el cual mantiene más de un punto de contacto.

Sorprendentemente, la acción del film no ha sido trasladada al presente, ni tampoco se ha mantenido en el período de la versión de Waggner, sino que ha retrocedido aún más, situándose en 1891, algo chocante cuando la ambientación de época resulta veneno para la taquilla de cara a las jóvenes generaciones, masivos asistentes a las salas de cine. Y todo ello no se ha adornado por medio de explosiones, montaje epiléptico ni personajes de electroencefalograma plano, de ahí el presumible fracaso de esta versión, por completo gozosa para los amantes de ese cine clásico que refería.

Así pues, la película se toma su tiempo para presentar unos personajes maduros en el amplio sentido del término, en desarrollar unas relaciones, en las que destaca la de un adusto y rudo padre para con sus hijos, mostrando una visión desconsoladora de la familia como eje vertebrador del cosmos en que se desenvuelven los protagonistas. Frente a ese punto de vista de la familia, tenemos otras perspectivas no menos positivas de otros grupos sociales, así el campesinado que habita en torno a la mansión Talbot, cerriles y dominados por la superstición e instigados en primer término por el sacerdote del lugar, el más fanático de todos. No queda en mejor lugar la clase médica, aquella que podría representar el progreso como contraposición al fanatismo antes referido, pues esta peca de los mismos delirios que los previos. Frente a todo ello tenemos al hombre lobo, representación de una forma de vida atávica y procedente de tiempos antiquísimos y paganos, de ahí que la conversión de Talbot se realice en un neblinoso páramo en el centro de un círculo megalítico.

La película varía de tonalidades en varias ocasiones, y lo hace de una forma coherente, pasando de la gravedad inicial (la que mayor fidelidad refleja con respecto a la versión primitiva) a un tono más alocado con el traslado a la ciudad, para terminar con un clímax que a muchos chocará, pero que ofrece coherencia una vez asumido el tono de sana diversión que pretende adornar el conjunto. A todo ello se suman unos efectos de maquillaje prodigiosos, lógico habida cuenta de que el perpetrador es el gran Rick Baker, que ofrece un licántropo oscuro y salvaje a mitad de camino entre el de Jack Pierce y el Werewolf By Night de la Marvel. Los actores muestran sobriedad y buen hacer, con un Benicio del Toro torturado y dolido, un Anthony Hopkins rudo y desalmado, una Emily Blunt inteligente y decidida, y Hugo Waeving, un ser atormentado que va en busca de solventar un error del pasado solventando otra complicación del presente, en su papel del inspector Abberline, personaje real que tres años atrás investigó los crímenes de Jack el Destripador, y que es un aporte sugestivo al conjunto.

La dirección del efectivo Joe Johnston podría parecer algo académica, pero es un mal menor dentro del tono sobrio, salpicado de ocasionales efectismos, que aplica al relato, tintado en una elegante puesta en escena por medio una fotografía tenebrosa debida a Shelly Johnson, una partitura musical algo mimética por parte de Danny Elfman y un guión ligeramente disperso pero finalmente estable obra de David Self y Andrew Kevin Walker, que este último hace transitar por ambientes y tonos que rememoran su previa labor en el Sleepy Hollow (Sleepy Hollow, 1999) de Tim Burton.

El resultado, en definitiva, no es una obra maestra, pero sí un producto muy gozoso y todo un regalo para los amantes del cine clásico que veíamos cómo una forma de narrar se iba perdiendo de forma irremisible. Que haya muchos más productos tan imperfectos como este; muchos aún lo podemos agradecer.

Carlos Díaz Maroto

 (1) En los créditos finales se puede leer que hay un asesor en Tarot, y otro en Shakespeare, pero en la película estos elementos aparecen muy de pasada, en especial el segundo, por lo que cabe conjeturar que fueron pasto de las tijeras.

Anuncios

37 Responses to “El hombre lobo”


  1. 1 belakarloff
    12 febrero 2010 en 10:12

    Bueno, pues a partir de hoy, y tal como insinué con anterioridad, ampliamos el espectro del blog con textos que englobamos de “temas afines”. En este caso, la presente película la conectamos con nuestra temática a partir de su ambientación en la Inglaterra victoriana, así como en el personaje del inspector Abberline.

    Espero que os interese.

  2. 12 febrero 2010 en 12:57

    Genial lo de ampliar horizontes. No sólo de Sherlock vive el hombre.
    Por cierto, ¿en la peli no han rebautizado a Fred Abberline, y lo llaman “Francis”? Es que me suena haberlo visto (oído, más bien) en un trailer…

  3. 3 belakarloff
    12 febrero 2010 en 13:06

    Alberto López Aroca:
    Genial lo de ampliar horizontes. No sólo de Sherlock vive el hombre.

    Gracias. Me alegro que te resulte interesante esa ampliedad de horizontes. Pensé que no sería comprendido…

    Respecto a lo de Abberline, sí, tienes razón. No sé porqué le habrán cambiado el nombre, pero es él a todos los efectos. Quizás he pecado de libertad poniendo en la ficha el nombre auténtico y completo…

  4. 12 febrero 2010 en 14:16

    A ver, el Abberline de la película no es el mismo Abberline… Que se llame así es un guiño…

    Tuve el gusto de ver esta película en un preestreno ayer mismo, y os aseguro que para el fan de lo licántropo es canela en rama. Están todos y cada uno de los elementos clásicos cinematográficos del hombre lobo, desde las balas de plata hasta los nómadas gitanos pasando por el Tíbet y la mordedura transformadora para el que sobrevive a ella, mordedura por cierto que se representa aquí como nunca. Las concesiones al “sustito” o al gore (Los momentos del hombre lobo son sangrientísimos y salvajísimos) me parecieron suficiente, mientras la veía, para atraer a un público más “genérico”, pero las mismas sospechas que manifiesta aquí don Bela acerca de la viabilidad del proyecto he de admitir que las manifestó también alguno de mis acompañantes.

    Bastante de acuerdo con la crítica aquí presente salvo en el tema de la sobriedad… La estética barroquísima casi a lo Vidocq, o cosas como el manicomio steampunk, o que la cámara no acostumbre a quedarse mucho rato quieta, o las sangrientas escenas del hombre lobo que decía, no es que me resulten sobrias… Pero por lo demás total, lo de cierto atractivo toque avejentado (Más que rancio, que yo eso no lo diría) está ahí, el rollo paulnaschyano está ahí también de principio a fín, y el aire de cómic es patente hasta el punto de que, en fín, se distinguen splash-pages

    Una obligación para los fans y una espectacular película de fantaterror para los que no lo sean, en serio.

  5. 6 belakarloff
    12 febrero 2010 en 14:25

    En la propia película Abberline es definido como el que “tres años atrás investigó los crímenes del destripador”. Si se llama Abberline y está a cargo de esos crímenes, ¿no será Abberline? Para mí es innegable.

    Respecto a la “estética barroquísima casi a lo Vidocq”… Bueno, para mí es una estética abigarrada, pero muy lejos de esa sobresaturación elefantiásica de ese engendro que era “Vidocq”. Y acerca de lo que mencionas “que la cámara no acostumbre a quedarse mucho rato quieta”, para mí me supo a gloria la calma chicha de esta película después de ver cosas como “Terminator: Salvation” y, en general, el estilo epiléptico del moderno cine de género actual.

    Todo son gradaciones, en realidad, centradas en apreciaciones subjetivas. Para mí, como digo, esta peli es el colmo de la sobriedad para lo que suele estilarse…

    Yo asistí a un pase de prensa, el miércoles a las 16:30…

    • 12 febrero 2010 en 14:51

      “Todo son gradaciones, en realidad, centradas en apreciaciones subjetivas. Para mí, como digo, esta peli es el colmo de la sobriedad para lo que suele estilarse…”
      Mmhh, pues por ahí puede ir la cosa. Yo, si te digo la verdad, no he visto “Terminator Salvation” y de hecho hace años que voy muy poco al cine, entre otras cosas porque suelo pasar bastante de lo que se estila últimamente… De donde sí que no me bajo es de lo de la sobresaturación estética, como tú lo acabas de definir. Que ojo, para mí no es malo. De hecho, tal como yo lo veo, Vidocq no era un engendro por eso en particular, sino por otros defectos…

      “Abberline es definido como el que tres años atrás investigó los crímenes del destripador.”
      Pues si lo dicen así, tal cual… Pero vamos, que no me acordaba, me debí quedar con lo del cambio de nombre y de look respecto al Abberline de verdad y ahí me he despistado.

  6. 12 febrero 2010 en 14:27

    Me daba buena espina esta película y esa ambientación victoriana tan seductora. Leer su bien fundada crítica no me deja más remedio que ir al cine cuanto antes.

    Llego por vez primera aquí, gracias a la recomendación de Alberto López Aroca. Me está encantado su blog, felicidades por su trabajo.

  7. 10 belakarloff
    12 febrero 2010 en 14:30

    Muchas gracias, y bienvenido a este blog. Pero, por favor, llámame de tú, que aquí todos estamos en el mismo barco (¿el Matilda Briggs?)

    Yo no sabía qué esperar de la peli, en vista de las ingerencias constantes, se decía, de los productores, pero me dejó muy buen sabor de boca.

  8. 11 "Birdy" Edwards
    12 febrero 2010 en 15:26

    Tiene muy buenas pintas si, espero pasarselo muy bien. Y si, el barco es el mismo jjjeeeeje , el Matilda o el Alicia…

  9. 12 febrero 2010 en 17:43

    Pienso verla!!!!!!!!Siempre me han gustado los hombres lobo, de todos los miticos monstruos, me parece el mas humano aunque sea un “animal”

    Ademas la pelicula tiene muy buena pinta.

  10. 14 doctorwatson65
    12 febrero 2010 en 19:51

    En la peli llaman Francis a Abberline, que era el mote que tenía el verdadero Abberline… Por tanto es Abberline aunque sea un personaje de ficción…

    De acuerdo con la crítica…

    Mi crítica en La abadía de Berzano: http://cerebrin.wordpress.com/2010/02/12/el-hombre-lobo/#comments

  11. 17 Quatermain
    12 febrero 2010 en 20:04

    Como me temía que la película iba a ser un nuevo “Van Helsing”, me alegra ver que mis temores eran infundados. A ver si puedo verla pronto…

  12. 18 belakarloff
    12 febrero 2010 en 20:09

    Quatermain, ¿cómo has entrado? He tenido que aprobar tu mensaje…

    • 19 Quatermain
      12 febrero 2010 en 23:44

      Ayer me estuvieron trasteando el ordenador que uso entre semana por un problema de internet, y se ve que algo fastidiaron. Espero que desde este otro vaya la cosa mejor, y a ver si soluciono el problema con el otro…

  13. 12 febrero 2010 en 23:12

    Yo tengo muchas ganas de ver esta pelicula, aunque me asuste toda la historia de cambios y peleas con los productores, me alegro de que el resultado sea aconsejable.

  14. 13 febrero 2010 en 17:00

    Bueno, lamento ser la nota discordante, pero me resultó un poco aburrida y cutre. Los actores me resultaron sosos a más no poder (y mira que son buenos) y parecía que pasaban de todo, especialmente Anthony Hopkins, que daba la impresión de estar pensando en el cheque que le iban a ingresar al acabar el rodaje. La historia mil veces vista hasta el punto de la previsibilidad, los diálogos tirando a patéticos (menudo Aberline se han gastado aquí, madre mía) y, eso sí, una ambientación de absoluto lujo que me hubiera gustado ver en una película que se la mereciera más.

    En cuanto a lo del verdadero aspecto de Abberline… que yo sepa no existe ninguna fotografía suya. Aunque hay una ilustración en la wikipedia de 1888 y sí que se le han puesto esa misma pinta en el film a Hugo Weawing.

    Saludos.

  15. 13 febrero 2010 en 18:44

    doctorwatson65: “En la peli llaman Francis a Abberline, que era el mote que tenía el verdadero Abberline…”
    Cáspita. Si cuando digo que yo entro aquí a instruirme…

    wolfville:”La historia mil veces vista hasta el punto de la previsibilidad”
    Hombre, no es por fastidiar, pero es que esta historia ya la hemos visto, se trata de volver a contarla pero con medios de hoy… Que para eso es un remake…

    wolfville:”En cuanto a lo del verdadero aspecto de Abberline… que yo sepa no existe ninguna fotografía suya.”
    Pues por algún motivo yo recuerdo que en los apéndices de From Hell de Moore y Campbell (No lo tengo a mano) aparece una imagen de él con poca patilla y mucho bigote y que no lleva ese bigote a la tudesca de Hugo Weaving, en la que se habrían basado para hacer el del cómic … O igual me estoy liando simplemente porque no es el primer Abberline de cómic con bigote y sin patillas que estoy viendo. En fín, no sé…

  16. 13 febrero 2010 en 20:09

    Luis

    “Hombre, no es por fastidiar, pero es que esta historia ya la hemos visto, se trata de volver a contarla pero con medios de hoy… Que para eso es un remake…”

    Entiendo, y quizás me he expresado mal. Aun así, a pesar de ser un remake incluyen bastante material nuevo que sigue pareciendome igual de previsible, como ese final a lo “Van Helsing” -de hecho el original de la Universal me parece más original y emocionante que esta peli-. A lo mejor suponía que por ser una nueva versión se la currarían un poco más y no simplemente iban a contar lo mismo con añadidos que me resultan más atrasos que enriquecimiento. O a lo mejor es que soy un quisquilloso XDD

    “En cuanto a los bigotes de Abberline…”

    Yo tengo la primera versión de From Hell en 5 tomitos y creo que se mencionaba al final que Cambell y Moore no encontraron una imagen de Moore hasta después de publicado el comic y que por eso su versión no se parecía a la original. En cuanto al Abberline real, he encontrado un link en los imprescindibles foros de casebook.org. En este hilo salen todos los dibujos conocidos de la época y algunas posibles fotos que se le atribuyen al insector, pero sin seguridad:

    http://forum.casebook.org/showthread.php?t=2870&page=2

    Y dado que lleva el bigote tudesca es de suponer que los responsables de “El Hombre Lobo” se han basado en ellos.

    Un saludo.

    • 14 febrero 2010 en 13:47

      Vale, a ver, la “discusión Abberline” en estos comments (En este hilo, iba a escribir, madre mía) creo que se ha debido a un patinazo mío y desde luego estas imágenes creo que lo dejan claro. Así que podemos decir que Hugo Weaving está caracterizado estupendamente y poco más.

      No sé, Wolfville… A ver, yo cada vez voy teniendo más claro que sí, que esta película no va a tener el éxito que se buscaba con ella, y es verdad que no deja de ser un “simple” remake, pero… De verdad que no lo encuentro tan ramplón ni mucho menos. De hecho, el final que tú encuentras “a lo Van Helsing” para mí sólo lo sería a nivel de los medios utilizados (Lo cual no es malo) porque a mi ver es una más de las muchísimas referencias lupino-cinematográficas que incluye la película: Hay al menos una película de Waldemar Daninsky que acaba así, y por ahí me lo tomé yo. Otra cosa es que al ser la película la “colección definitiva” de esas referencias que te decía, los lugares comunes y los clichés pues, en fín, también campen por sus respetos.
      Puede, llevándonoslo a otros terrenos, que a ese nivel esta película no deje de ser uno de esos pastiches correctísimos y respetuosos, que no aportan verdadera novedad, y que satisfacen al fan pejiguero pero a nadie más…

  17. 13 febrero 2010 en 20:10

    “Cambell y Moore no encontraron una imagen de Moore hasta después de publicado el comic”

    Es obvio que en el segundo Moore quería decir Abberline. Disculpen mi dislexia XDD

  18. 14 febrero 2010 en 17:40

    Disculpen el offtopic.
    Estimado Belakarloff:
    Estoy montando un planet con la ambición de reagrupar los blogs holmesianos en español. Mi plan para empezar era proponérselo a los autores de mis blogs favoritos, lo que implica explicar a los que no lo sepan lo que es un planet, las ventajas, etc. Al final me he dado cuenta de que lo más fácil era montarlo sin más, con algunos blogs como ejemplo, para que se vea directamente en qué consiste y cómo queda.
    La tuya es una de las cuatro que he incluido, espero que no te moleste, en cuyo caso la retiraría inmediatamente; confío en que, al contrario, la idea cunda y se apunten muchas más.
    Puedes verlo aquí:
    http://www.planetaki.com/ligaholmesiana

    En unas horas publicaré en Desde Camden House un pequeño anuncio del evento y alguna explicación de qué es un planet y en qué consiste.

  19. 27 Jabez Wilson
    15 febrero 2010 en 10:13

    ¡Extraordinaria iniciativa amigo Evil!
    Cada vez somos más y corremos el riesgo de dispersarnos

  20. 28 belakarloff
    15 febrero 2010 en 11:42

    Pues reconozco que no sabía qué era eso de un “planet”. Por lo que veo, es una especie de “álbum de recortes” informático, con artículos tomados de los distintos blogs adscritos.

    Pues me parece muy buena idea, y así todos estamos al tanto de lo que hacen nuestros compañeros… Y por supuesto, puedes contar conmigo e incluir 221B en el planet…

    Eso sí, dices que esto es un “ejemplo”… Cuando lo des por definitivo, y lo inaugures digamos oficialmente, házmelo saber, y lo publico como noticia, qua algunos visitantes quizás no entren a los comentarios de esta peli…

    Un saludo, y gracias por la iniciativa.

  21. 15 febrero 2010 en 17:09

    Muy buenas!
    Pues para mi fue una grata sorpresa esta nueva versión (muy libre, diría) del clásico de George Waggner. La verdad es que me esperaba un desastre de la talla de Van Helsing, así que ver que finalmente la cosa ha salido bastante redonda me ha devuelto la esperanza. Haber si se animan y nos deleitan con una nueva Época Dorada de films sobre hombres lobos.
    Saludos!

  22. 15 febrero 2010 en 17:59

    ¿Por qué últimamente todo el mundo, cuando va al cine a ver algo de ambientación victoriana, espera ver “Van Helsing 2”? Ha sido uno de los lastres que ha arrastrado el Holmes de Ritchie, y lo mismo vale para este hombre lobo.
    No me quejo ni nada, es sólo que me parece muy curioso. Yo no tengo mucha fe en el cine (ni Holliwood ni España ni Rábanos Fritos), pero en fin… Es una lástima que Sommers haya marcado tanto al fandom (bueno, Sommers, y los desgraciados que hicieron la versión de League of Extraordinary Gentlemen, y los de From Hell…)

  23. 31 Sargento Howie
    15 febrero 2010 en 19:27

    Pues me alegra muchísimo saber que la película es disfrutable.
    Había leído reseñas críticas (absolutamente convencionales) que no la trataban demasiado bien… Pero me fío más de ésta, qué coñe.

    Lo que sí me ha sorprendido, y muy gratamente, es la estética (visto lo visto en las imágenes colgadas) tan enloquecidamente gótica. Tal vez demasiado deudora de esos efectos especiales creados con ordenador con los que llevan una década y media castigándonos. Pero oigausté, si esta vez (y otras… que conste) sirven para crear imágenes hermosas y casi pictóricas (en el sentido más amplio de la palabra) pues bienvenidos sean.

    Sobre lo de que la ambientación en el siglo XIX (y el consiguiente goticismo) vaya a perjudicarle en taquilla, yo creo que puede haber opiniones. Las nuevas generaciones se han acostumbrado a un determinado puntico gótico que, a veces, ha funcionado muy bien. Pienso en Van Helsing (película infumable, para mi gusto) y en cosas así. Otra cuestión es que esta película mantenga las formas y sea más seria… Pero eso no sería tanto achacable a la ambientación como a la formalidad. A la falta de trampas y guiños-para-adolescentes (como no la he visto todavía, no sé si verdaderamente las tiene o no. Pero me fío de la reseña).

  24. 32 belakarloff
    15 febrero 2010 en 19:41

    Alberto López Aroca:
    ¿Por qué últimamente todo el mundo, cuando va al cine a ver algo de ambientación victoriana, espera ver “Van Helsing 2″?

    Pues aquí otro que lo temía…

    Sargento Howie: bienvenido al foro. Espero que disfrutes de lo que aquí tenemos.

    Sí, la estética es pelín informática, pero aún así yo creo que funciona.

  25. 17 febrero 2010 en 0:01

    Estimado Belakarloff:
    Muchísimas gracias por la buena acogida del proyecto; estoy encantado de poder compartir mi afición holmesiana con tanta gente.
    Como ya han confirmado su interés los autores de los cuatro blogs incluidos en el boceto, aunque quedamos a la espera de otros que quieran apuntarse, creo que ya lo podemos dar por oficial. Si quieres una fecha inaugural puede ser la de mañana miércoles, puesto que en El cuaderno de bitácora del M.B. va a ser anunciado, según me ha comunicado su autor, y yo voy a seguirle y hacer lo mismo. Siento avisarte con poco tiempo, en caso de que quisieras sincronizar, pero las noticias me han llegado al volver del trabajo y ni siquiera he podido responder a todo el mundo todavía. Y, claro, si no te importa la sincronía, pues ningún problema, puedes postear la noticia cuando quieras 🙂

  26. 34 Jabez Wilson
    17 febrero 2010 en 8:57

    Querido Predicador,
    ya he enviado la noticia al Círculo Holmes para poner nuestro granito de areana en su difusión.
    Una pregunta (y disculpe mi ignorancia)
    ¿solo se admiten blogs?
    ¿Cabemos nosotros aunque seamos página web?

  27. 35 belakarloff
    17 febrero 2010 en 9:38

    Querido Predicador Maligno:

    Gracias por tus comentarios. Sí, me pillas un poco con los pantalones bajados respecto a la noticia. He ido a mirar lo de Matilda, por si ya lo había publicado y piratearle la noticia, pero aún no lo ha hecho… Estaré atento.

  28. 37 belakarloff
    18 febrero 2010 en 9:13

    Gracias. Mañana lo publico…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: