16
Dic
09

Curiosidades sobre Sherlock Holmes

La mayor curiosidad a la que se debe hacer referencia es a la más famosa frase de Sherlock Holmes, es decir:

– Elemental, mi querido Watson.

Esta conocidísima frase en realidad es falsa, pues el personaje nunca la dijo en las novelas o relatos de Doyle, y debe atribuirse su fama al cine; concretamente fue pronunciada por primera vez en la última escena del primer filme de Holmes de la era sonora, The Return of Sherlock Holmes (1929), protagonizado por Clive Brook.

Clive Brook

Otro elemento característico del mundo Holmes y también falso es la gorra de cazador (deerstalker hat), pues Doyle nunca lo menciona en su obra. La confusión surgió en el relato “El misterio del valle de Boscombe”, donde Holmes usa una gorra de paño. El ilustrador del relato, Sidney Paget, lo confundió con una gorra de cazador a la hora de ilustrarla, atribuyéndole esa nueva imagen al mito.

El misterio del Valle de Boscombe

La pipa meerschaum (espuma de mar) propia de la iconografía de Sherlock Holmes tampoco pertenece al mundo ideado por Doyle, pues casi no existió durante el siglo XIX. La primera vez que se usó respecto al personaje fue en una dramatización para el teatro en 1899 por William Gillette.

William Gillette

Los aficionados denominan el Canon, o Escritos Sagrados, a los nueve libros que escribió Conan Doyle de Sherlock Holmes, divididos en 56 relatos cortos y cuatro novelas. Estos nombres son una manera de diferenciarlos con todas las demás apariciones de Holmes en los diferentes medios.

Las sociedades de Sherlock Holmes se rigen bajo un código conocido entre los entendidos como “el juego”. Es una extraña forma de engaño sugestionado, en donde sus miembros hacen de cuenta que Sherlock Holmes fue una persona que vivió realmente y que Arthur Conan Doyle no fue su creador sino, simplemente, el agente literario de su biógrafo el doctor Watson.

Los aficionados tienden a autodenominarse bajo la palabra “sherlockianos” o “holmesianos”, términos que los resaltan como estudiosos de la obra de Doyle, es decir, analistas del Canon. Estas dos formas de llamarse causan disputas entre los que se denominan de una forma y de otra, pues los “sherlockianos” son los aficionados por parte de América y los “holmesianos” por parte de Europa. Ambos defienden el nombre, unos por ser los primeros en usarlo y los segundos por ser más respetuosos con las costumbres inglesas en el uso del apellido.

Actualmente se puede comprar toda clase de recuerdos relacionados con Holmes en la tienda de Baker Street en Londres. Muchos de ellos rozan lo insólito, desde juegos de ajedrez con figuras de los personajes, hasta sellos de correos, bustos, monedas, juguetes, gorras, camisetas, etc. Holmes ha sido un regalo para la industria de la publicidad, y su gusto por el tabaco y el vino ha hecho producir gran cantidad de esta clase de mercadería con su nombre o relacionado con su imagen a lo largo de los años.

El 221b de Baker Street (que originalmente no existía) ha sido totalmente remodelado, y ahora es la sede del edificio de la Abbey National Building Society, una de las instituciones financieras más conocidas de Inglaterra. A pesar de que Holmes es un personaje de ficción, siguen llegando por correo dos mil cartas anuales solicitando sus consejos. Y la institución dispone de empleados exclusivos que responden a las solicitudes.

Entre las frases más conocidas o relevantes dichas por Sherlock Holmes destaca “Cuando se ha eliminado lo imposible, lo que queda, por muy improbable que parezca, tiene que ser la verdad”.

Aunque quizás la frase más recordada por los apasionados provenga del relato “Silver Blaze”, en la cual, durante plena investigación, Holmes es consultado por el policía a cargo de la investigación:

 -¿Existe algo más sobre lo que quisiera llamar mi atención, señor Holmes?

 – Sí, el curioso incidente del perro aquella noche.

 – El perro no hizo nada aquella noche.

 – Ése es precisamente el curioso incidente.

 El lector se enteraría al final del relato que Holmes se refería a que, si el perro no ladró, ni tampoco hizo nada aquella noche, fue porque conocía al criminal.

Silver Blaze

Otras frases destacadas del célebre detective son las que siguen:

“Es un error capital lanzar teorías antes de poseer datos. Por naturaleza uno comienza a alterar los hechos para encajarlos en las teorías, en lugar encajar las teorías con los hechos”.

“Nunca hago excepciones; una excepción rompe la regla general”.

“¡Datos, datos! ¡No se pueden construir muros sin ladrillos!”.

“Sólo ha pasado una cosa importante durante los últimos tres días, y es que no ha pasado nada”.

Al hablar de un policía francés que le solicita ayuda por carta, se puede reconocer el cinismo de Holmes:

– Posee dos de las tres cualidades necesarias al detective ideal. Es buen observador y sabe sacar deducciones. Sólo le faltan conocimientos, pero puede que los obtenga con el tiempo. Ahora está traduciendo al francés mis modestas obras.

 Luis Emilio Reñé

Anuncios

19 Responses to “Curiosidades sobre Sherlock Holmes”


  1. 1 belakarloff
    16 diciembre 2009 en 11:35

    Un necesario artículo centrado en todos esos tópicos, curiosidades y anécdotas circunscritos a nuestro personaje.

  2. 16 diciembre 2009 en 11:56

    He de protestar por lo que se refiere a la consideración de la gorra de cazador de ciervos como elemento extracanónico. Al final voy a fundar la Plataforma Canonismo de Sidney Piaget, ya verán.

  3. 3 Quatermain
    16 diciembre 2009 en 12:13

    ¿Sidey Piaget? ¿El tatarabuelo de Cristina Piaget? 😉

    Coñas aparte, un buen número de curiosidades que todos los fans acérrimos del personaje conocemos, pero que seguro sorprenderán a quienes empiezan a interesarse por el Gran Detective.

  4. 16 diciembre 2009 en 12:53

    Una errata la tiene cualquieeeeera. Ja, ja…

  5. 5 Quatermain
    16 diciembre 2009 en 12:54

    Empezando por mí mismo, que he escrito “Sidey”. El que esté libre de pecado… 🙂

  6. 16 diciembre 2009 en 13:02

    Un artículo de lo más interesante que incluso tal vez me permita tomar prestado (citando fuentes, claro está), para mi blog. Personalmente, hablando de frases, me quedo con esa de Estudio en Escarlata, en la que Holmes dice que hará lo posible por olvidar el dato revelado por Watson de que la Tierra gira alrededor del sol, aludiendo a que el cerebro es limitado en cuanto a la capacidad de información que puede retener, y que por ello “es de mayor importancia que los datos inútiles no desplacen a los útiles”.

  7. 7 titanide1986
    16 diciembre 2009 en 13:58

    A mí hay muchísimas frases de Holmes que me encantan, pero concretamente ahora recuerdo una que no está ahí, y ni siquiera recuerdo de qué relato o novela es (cuando tenga tiempo la buscaré), pero sé que la dijo él porque la tengo puesta en el tuenti desde hace tiempo: “Sin imaginación no existe el miedo”. No es que sea una frase que refleje su personalidad especialmente (no como otras, que sí la reflejan) pero me gusta.

    En cuanto a lo del “Elemental, querido Watson”, recuerdo que cuando me estaba leyendo las obras pensaba: ¿pero cuándo lo va a decir? XDDD.

    Y lo del gorrito de cazador… bueno, no es tan grave que se lo imaginen en ciertas escenas con él, pero es que SIEMPRE que alguien se lo imagina, se lo imagina con él, y eso ya es ridículo… Aunque peor va a ser la imagen que va a quedar de mis pobres Holmes y Watson después de la película que van a sacar. Si ya existía ignorancia, todavía va a ser peor…

  8. 8 Bob
    16 diciembre 2009 en 14:00

    A modo de curiosidad, la primera edición que tuve en mi poder de los relatos de Sherlock Holmes tenía una traducción al castellano tan delirante que la frase “Elemental, querido Watson” SÍ salía. Por alguna razón, el traductor decidió añadir el “querido Watson” al “Elementary” del relato original.

  9. 9 albertolopezaroca
    16 diciembre 2009 en 14:06

    En mi familia, con motivo de cumpleaños, onomásticas y diversas celebraciones solemos adaptar alguna que otra máxima del Maestro. Así, solemos decir en Nochebuena y Nochebuena: “Cuando eliminamos lo imposible, lo que quede, por improbable que parezca, nos lo comemos”.

    • 10 doctorwatson65
      16 diciembre 2009 en 20:55

      Vaya celebras dos veces la Nochebuena… 🙂

      Interesante artículo… y con bastante información…

      • 11 albertolopezaroca
        17 diciembre 2009 en 15:47

        Y tendría que ver usted, amigo Watson, los sacrificios humanos que hacemos en nuestras tres Nocheviejas… y lo rico que está el dinosaurio al horno (traído directamente de la Maple White Land) que hace mi madre…

  10. 12 belakarloff
    16 diciembre 2009 en 14:19

    titanide1986: “Sin imaginación no existe el miedo”. No es que sea una frase que refleje su personalidad especialmente (no como otras, que sí la reflejan) pero me gusta.

    Y a mí. Viene muy bien como cita inicial para alguna buena novela de terror.

    albertolopezaroca: “Cuando eliminamos lo imposible, lo que quede, por improbable que parezca, nos lo comemos”.

    8| ¡Glub!

  11. 14 belakarloff
    17 diciembre 2009 en 9:03

    Bob: se me había pasado tu mensaje. Bienvenido.

    Tu anécdota sí que es curiosa. No recordarás qué edición era esa, ¿verdad?

    • 15 albertolopezaroca
      17 diciembre 2009 en 16:00

      Con respecto al comentario de Bob: En wikipedia española se columpian limpiamente con este asuntillo, pues en el apartado de curiosidades afirman que en el relato “The Crooked Man” (El Jorobado) es donde Holmes dice aquello de “Elementary, my dear Watson”, y extraen la cita (donde eliminan el “my” de “my dear”, y además ponen al lado una traducción al castellano. Bueno, pues yo he mirado mi facsímil del Strand original y allí pone “Elementary”, y aquí paz y después gloria. La referencia de wikipedia es ésta: http://es.wikipedia.org/wiki/Sherlock_Holmes
      Con respecto a la traducción española concreta, supongo que habrá varias, pero se dice en la de Esteban Riambau Saurí, en el relato de “El Jorobado” del que estoy hablando. Es la edición de Molino, volumen 12, 1993. Quizás sea esta la versión que vio el señor Bob, acaso en una edición anterior.

  12. 16 belakarloff
    17 diciembre 2009 en 18:27

    Yo tenía dos o tres libritos de los de Molino, pero me deshice de ellos cuando compré las obras completas sherlockianas en tres tomos…

    Y por cierto, la wikipedia española no la suelo mirar. Está ultra-resumida con respecto a la original, y de paso a veces suelen copiar la información mal.

  13. 17 doctorwatson65
    17 diciembre 2009 en 18:51

    albertolopezaroca
    Y tendría que ver usted, amigo Watson, los sacrificios humanos que hacemos en nuestras tres Nocheviejas

    Uno de los sacrificados será Papa Noel.. ¿No?

  14. 4 abril 2010 en 15:24

    Volviendo al tema de referencia, donde más arriba, en el texto, se hace mención al 221b de Baker Street, edificio de la Abbey National Building Society, eso ha pasado a la historia. La banca española pasó por allí con su política de conseguir beneficios cerrando oficinas y se la cargó. Ya no están allí, el edificio está en la actualidad vacío. ¡qué pena! De todos modos, los correos tampoco se contestaban desde hacía un tiempo (por la misma política, era un cargo “inútil” que no producía, ¡qué le vamos a hacer!

  15. 19 belakarloff
    5 abril 2010 en 18:42

    Grrrr….

    Gentuza…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: