06
Nov
09

Sherlock Holmes en España: primeras ediciones

La novela policial es probablemente uno de los géneros más nuevos y jóvenes de la literatura. Su nacimiento suele atribuírsele a Edgar Allan Poe, que en 1841 escribió el relato corto “Los crímenes de la calle Morgue” (The Murders in the Rue Morgue) en Graham’s Magazine, protagonizado por el detective aficionado Auguste Dupin. Sólo dos relatos más escribió Poe sobre Dupin, pero que contribuyeron a la creación de los relatos policiales, “El misterio de Marie Rogêt” (The Mystery of Marie Rogêt) entre 1842 y 1843, y “La carta robada” (The Purloined Letter) en 1844.

"Los crímenes de la calle Morgue"

Una novela fundamental del género es La piedra lunar (The Moon Stone), de William Wilkie Collins, publicada en 1868 y protagonizada por el sargento Cuff. Otras historias policiales antecedentes son las escritas alrededor de 1880 por el escritor Émile Gaboriau, que gozaba de buen éxito en Francia con sus personajes del inspector Lecoq y Père Cabaret.

Edición de 1871 de "The Moon Stone"

Verdaderamente se debe reconocer al crecimiento de la criminalidad con el nacimiento de la novela policial, pues ambas surgieron a la par. La Revolución Industrial y el crecimiento de las ciudades fomentaron nuevos tipos de crímenes, y no es casualidad que por esa época se fundaran los cuerpos policiales en Inglaterra y Francia. Respecto a España, el auge de este género no se dio de la misma manera, debido a la falta de un cuerpo de policía tan bien estructurado como en esos otros países mencionados. Aún así, el género también se desarrolló y creció. La primera novela corta policial es considerada El clavo, escrita por Pedro Antonio de Alarcón en 1854 inspirándose en los cuentos de Poe, y La incógnita, de Benito Pérez Galdós, en 1889. Recién se escribiría una novela policíaca larga en 1909 titulada ¿Quién disparó?, de la mano de Joaquín Belda.

Pedro Antonio de Alarcón

Pero el verdadero impacto llegó a la península a principios del siglo XX, cómo no, con cierto memorable superdetective victoriano. Tan clara fue su influencia en España como lo demuestran las más de cincuenta ediciones diferentes, publicadas en ediciones baratas a lo largo de esa época. La primera publicación oficial en España data de 1906 con Estudio en rojo (A Study in Scarlet). Aunque diversos coleccionistas poseen publicaciones españolas que se creen anteriores, pero que no pueden fecharse con seguridad, como en el caso de Aventuras de Sherlock Holmes por parte de Mundial, publicada en Barcelona quizás en 1900. De todas maneras, también alrededor de 1900 tenemos otra obra como es el caso de La diadema de berilos [y otros relatos], que se publica en la colección “La novela policíaca”, impresa en Barcelona por Tipografía J. Comas.

Ilustración para "La liga de los pelirrojos"

La totalidad de las historias que existían en aquella época fueron publicadas dentro de Las aventuras de Sherlock Holmes entre 1907 y 1908 en catorce volúmenes.

La primera edición al catalán se da entre 1908 y 1909, con traducción de Salvador Vilaregut, para La oficial: Literatura Sensacional del número 1 al 30. Aunque también existen dudas de que esa fuera la primera catalana, pues en épocas tan remotas no todos los libros estaban regularizados. Así, los expertos han encontrado una historia quizás más remota, que adaptaría “La banda moteada”, en De tots colors, titulada “Els mestres contistes” (El pañuelo manchado) dentro de El mocador tacat aventura de Sherlock Holmes.

La popularidad hizo que saliera en España abundante cantidad de material de Holmes: catorce novelas más se adaptarían al castellano en 1908, y seis más en 1909. Otras seis en 1912, cinco en el año 1913, tres más en 1914 y por último trece más en 1915. Sin olvidar que en 1911 surgirían en la península los apócrifos Holmes, como en la serie de libros Memorias íntimas de Sherlock Holmes; en la Biblioteca Nacional de Madrid constan 19 volúmenes, que serían editados en Barcelona, pero impresos realmente por Tipografía El Anuario en Buenos Aires, así pues casi seguro que el autor de estos pastiches fuera realmente argentino. O también tenemos las que escribió Enrique Jardiel Poncela durante los años veinte, titulada Siete novísimas aventuras de Sherlock Holmes, y en los treinta saldrían las aventuras de Harry Dickson, el Sherlock Holmes americano (sobre el cual volveremos en otra ocasión).

Para terminar con este repaso, Sherlock Holmes disfrutaría de una traducción oficial y completa de todas sus historias de la mano de Amando Lázaro Ros en Sherlock Holmes, Obras Completas de Conan Doyle, por Aguilar en Madrid en el año 1953.

Luis Emilio Reñé

Anuncios

13 Responses to “Sherlock Holmes en España: primeras ediciones”


  1. 1 belakarloff
    6 noviembre 2009 en 10:23

    “Sherlock Holmes en España”. Interesante tema que abordamos en este no menos interesante artículo, con comentarios sumamente jugosos.

    Dentro del artículo surgen otras alusiones que por sí mismas merecerían otro artículo, que antes o después llegará.

  2. 2 Quatermain
    6 noviembre 2009 en 12:30

    Interesante, sí señor.

  3. 3 "Birdy" Edwards
    6 noviembre 2009 en 23:42

    Aun mas diria yo, muy interesante …..

  4. 4 Luis
    7 noviembre 2009 en 0:03

    Me distraigo unos días, y vaya mi sorpresa al ver tan de repente dos artículos míos.

    Por el final, lo de “Memorías íntimas de Sherlock Holmes”, lo agregaste tú Bela ¿no? Mira que para hacer este artículo estuve en la Biblioteca Nacional, y se me escapó fijarme en eso.

    Igual, por lo que tengo entendido, las ediciones de “Memorías Íntimas…” es un gran lío, incluso hubo un autor que al traducirlas, decidió mantener únicamente el título del relato e inventar una nueva historia de contenido.

    Además está la versión de “Harry Dickson”… ah! y esa otra de “Memorias íntimas del Rey de los Detectives”… un lío!

  5. 5 belakarloff
    7 noviembre 2009 en 9:55

    Sí, añadí yo eso. Y sí, es un lío.

    Por supuesto, como apasionado de Harry Dickson que soy, pienso hacer un artículo al respecto. Lo que pasa es que después del MAGISTRAL prólogo en el nº 1 de la reciente colección, no sé qué decir yo…

    Aunque quizás merecería dos artículos: el de los inicios, y cuando ya Jean Ray se hizo cargo de todo.

  6. 6 Luis
    7 noviembre 2009 en 16:51

    Por algún lado he leído que Quatermain decía que Doyle odiaba a Holmes. Y también Stackhurst ha hablado de lo pesada que está siendo la campaña de promoción de la película.

    Y ambas cosas tienen relación.

    Más que Doyle odiar a Holmes, creo que odiaba a todos los que lo querían. Para Doyle fue evidentemente muy pesado tener que escuchar a todas horas de Holmes o que le pidiesen escribir más relatos. Y a pesar de ello, se comportó como un caballero haciendo más de ellos.

    Probablemente Holmes fuese el primer personaje super comercializado y super explotado… como actualmente lo son Harry Potters o Spidermans. Y entendemos que sus creadores se cansen de ellos (hemos oído muchos casos en los que los actores se han cansado de sus personajes, o de la propia fama y los paparazzi).

    En la actualidad podemos estar más acostumbrado a esta clase de comercialización capitalista, pero hay que pensar que Conan Doyle fue quizás el primero en padecerla. Por lo que estaba solo e incomprendido. Y nadie le podía decir cómo sobrellevarlo mejor, porque nadie había pasado por lo mismo.

    Ahora que la película traerá al super explotado Sherlock Holmes de vuelta, con la super explotación moderna, quizás más gente lo odie, y entienda cual era el temor de Doyle…

    eso que dijo en una ocasión: “Si escribo muchos relatos de él, tengo miedo a desgastarlo” y que muchos lo tildaron de puro subterfugio.

  7. 7 Luis
    8 noviembre 2009 en 18:14

    Revisando entre los libros de mi biblioteca, encuentro datos de que a Maurice Leblanc también le molestaba que Arsene Lupin le hiciera sombra.

    Agatha Christie solucionó ese problema, escribiendo en 1940 “Telón” donde muere Poirot, pero publicándola en 1975, poco antes de la propia muerte de ella.

    De esta manera, no le guardaba rencor al personaje, pues mientras seguía escribiendo sus historias ya lo consideraba, no alguien destinado a morir, sino muerto (y pasado al “otro bando”).

    pd: Holmes critica a Dupin en un relato, pues resulta que Dupin hace lo mismo con otro antecesor, me refiero al ladrón, policía y novelista francés Eugène-François Vidocq ^___^

  8. 8 belakarloff
    9 noviembre 2009 en 15:20

    Qué mala la película de Vidocq, por cierto. Y qué posibilidades tenía…

  9. 15 noviembre 2009 en 18:32

    Estimados amigos sherlockianos:
    Acabo de percatarme de que existe este blog -google sirve para eso-, hermano de mi “Cuaderno de Bitácora del Matilda Briggs”. Corro raudo y veloz a enlazarlo.
    Gracias por vuestro ejemplar trabajo; os consultaré regularmente y os recomendaré a las amistades.
    Salud,
    Alberto López Aroca

  10. 10 belakarloff
    16 noviembre 2009 en 10:46

    Muy buen blog hermano, cierto. Te linkeo también yo…

  11. 11 Jabez Wilson
    16 noviembre 2009 en 13:10

    ¡Extraordinaria adición!
    Alberto. además de ser un sabio holmesiano escribe fabulosa mitología creativa y es, además, un gran conversador como apreciamos, hará un par de años, en una reunión del Club de Lectura de Estudio en Escarlata.

  12. 12 Quatermain
    16 noviembre 2009 en 14:21

    A ver si ahora que Alberto va a frecuentar este blog, se anima a concluir esa historia de Sherlock Holmes y los Mitos de Cthulhu que lleva años prometiéndonos a sus fans irredentos…

  13. 13 belakarloff
    16 noviembre 2009 en 14:57

    Guauuu… Yo quiero leer eso…

    Aunque hacer un pastiche y que prevalezcan los espíritus de las distintas fuentes es más difícil de lo que parece.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: