04
abr
11

Una cronología de los casos de Sherlock Holmes

Arthur Conan Doyle mencionó en algunas de sus aventuras sobre Sherlock Holmes determinadas fechas que pueden hacer que el lector organice mentalmente el orden de los casos en que el detective participó; sin embargo, en otras ocasiones, los datos son escasos o nulos, y ahí el estudioso de la obra sherlockiana ha de conjeturar o teorizar. En el caso del “biógrafo oficial” de Sherlock Holmes, Baring-Gould, el especialista optó por otorgar unas fechas concretas a determinados casos, que algunos seguidores han aceptado, y otros no tanto. El escritor Rodolfo Martínez, autor de cuatro libros sobre el personaje, también es un entusiasta estudioso del mismo, y en tiempos creó su propia cronología de los casos, que en determinados asuntos no se ajusta a la cronología de Baring-Gould. Creemos que es interesante, por tanto, ofrecer ese otro punto de vista, y Rodolfo nos ha permitido amablemente reproducirlo aquí.

Una cronología de los casos de Sherlock Holmes

por Rodolfo Martínez

Unas palabras iniciales

El personaje de Sherlock Holmes siempre ha ejercido una gran fascinación sobre mí. Es cierto que sus historias, como ejemplo de cuento policíaco, son muchas veces triviales y que Conan Doyle no siempre juega honestamente con el lector (de hecho, hay momentos en que ni lo intenta). Sin embargo, por encima de la intriga policíaca, más o menos lograda, la personalidad del excéntrico detective de Baker Street y, en menor medida, la de su fiel biógrafo Watson, me han atraído casi desde que tengo memoria.

Algo que siempre me ha interesado es conocer la fecha en la que tal o cual historia se desarrolla. A causa de la escasa bibliografía que se puede encontrar en este país sobre Holmes (1), la única pista que tenía para fechar sus casos eran los propios cuentos. En algunos la fecha estaba clara (indicando no solo año y mes, sino incluso el día en que la historia comenzaba), mientras que en otras Conan Doyle se despachaba con frases al estilo de «era una mañana de primavera» o similares. Ordenar, pues, cronológicamente todos los casos de Holmes no era tarea fácil y, probablemente, he cometido más de un error en algún momento. Quizá alguien con mayores conocimientos que los míos sobre la Inglaterra victoriana hubiera podido fechar con mayor exactitud algunas historias cuya datación es dudosa. Por otra parte, incluso en los momentos en que Conan Doyle da una fecha exacta, esta no representa demasiada ayuda, pues a menudo las fechas expuestas en unas historias se contradicen con las de otras y es difícil encontrar una ordenación coherente. Un solo ejemplo: El Signo de los Cuatro, la segunda novela del ciclo, donde Watson conoce a su mujer. En ella, y al principio, parece darse a entender que se desarrolla en mayo de 1888. Sin embargo, “Un Escándalo en Bohemia” se desarrolla en marzo de ese mismo año y, para entonces, Watson ya estaba casado. Ambas afirmaciones eran contradictorias: Watson no podía estar casado en marzo y conocer a su mujer en mayo. Lo que he hecho, aferrándome a que en El Signo de los Cuatro no se dan fechas concretas, sino afirmaciones al estilo de «eso sucedió en 1882, hace unos seis años», ha sido trasladar esta historia a mayo de 1887, opinión que parece apoyar el relato “El Solterón Aristocrático”, que se desarrolla sin duda en ese año y del que se dice que ocurrió «algunas semanas antes» de la boda de Watson. En otras ocasiones me he visto en tesituras semejantes y he procedido como he creído mejor. Por tanto, la cronología que sigue a estas palabras es discutible en más de un punto. Tras ella, encontrarán algunos comentarios sobre varias de las historias, que juzgo interesantes por diversos motivos.

Un estudio en escarlata

En unión a los casos que fueron merecedores de una historia por parte de Watson, incluyo otros que jamás fueron escritos, pero a los que se hace mención a lo largo de varias de estas narraciones. He suprimido la coletilla “La Aventura de…” del título de la mayoría de las historias, para no hacer la lista demasiado repetitiva. Aquellos cuentos marcados con un asterisco (*) corresponden a historias sobre cuya fecha no se da indicio alguno y que he situado en distintos lugares, un poco por instinto. Esas son, sin duda, las partes más discutibles de esta cronología.

Junto al título del relato hay una referencia al libro en el que se encuentra. Tales referencias corresponden a:

I: Estudio en Escarlata

II: El Signo de los Cuatro

III: Las Aventuras de Sherlock Holmes

IV: El Sabueso de los Baskerville

V: El Valle del Terror

VI: Las Memorias de Sherlock Holmes

VII: La Reaparición de Sherlock Holmes

VIII: Sherlock Holmes Sigue en Pie

IX: El Archivo de Sherlock Holmes

X: Su Último saludo en el Escenario

Aclarar que VIII y IX corresponden en el original a un solo libro, The Case-Book of Sherlock Holmes, que la mayoría de los editores españoles han dividido en estos dos. Por otra parte, la ordenación de los distintos libros que aquí propongo no es, aunque pueda parecerlo, arbitraria. Cierto que fueron publicados en un orden distinto, concretamente: I, II, III, VI, IV, VII, V, X, VIII-IX; y en cuanto a la publicación original de los distintos cuentos en el Strand Magazine, resulta aún más caótica, pues los distintos libros que las recogen no siempre lo hacen en orden cronológico. De todas formas, a efectos de coherencia interna deberían ser leídos en un orden bastante similar al que he propuesto.

Un estudio en escarlata

La cronología

Probablemente hacia 1870 (no más tarde de 1875):

  •  La Gloria Scott (VI)

 Hacia 1875:

  •  El Ritual de Musgrave (VI)

 Antes de 1883:

  •  La Tiara de Ópalo de la Sra. Farintosh (mencionado en La Banda de Lunares)
  • Los Asesinatos de Tarleton (mencionado en El Ritual Musgrave)
  • Vamberry, el Vinatero (mencionado en El Ritual Musgrave)
  • Una Anciana Señora Rusa (mencionado en El Ritual Musgrave)
  • La Muleta de Aluminio (mencionado en El Ritual Musgrave)
  • Ricoletti, el Patituerto y su Abominable Esposa (mencionado en El Ritual Musgrave)

 1883:

  • Estudio en Escarlata (I)
  • (abril) La Banda de Lunares (III)
  • * Los Seis Napoleones (VII)

Entre 1884 y 1886:

  • * (febrero) La Diadema de Berilo (III)
  • * Charles Augustus Milverton (VII)
  • * El Círculo Rojo (X)
  • * (octubre) El Enfermo Interno (VI)

1887:

  • La Sociedad de Mendigos Aficionados (mencionado en Las Cinco Semillas de Naranja)
  • (primavera) La Rata Gigante de Sumatra (o La Netherland-Sumatra Company y el Barón Maupertuis) (mencionado en El Vampiro de Sussex y El rompecabezas de Reigate)
  • (abril) El Rompecabezas de Reigate (VI)
  • (julio) El Signo de los Cuatro (II)
  • El Vagón de Muebles de Grosvenor Square (mencionado en El Solterón Aristocrático)
  • * (verano) La Caja de Cartón (X)
  • (otoño, poco antes de la boda de Watson) El Solterón Aristocrático (III)
  • La Desaparición del velero Sophy Anderson (mencionado en Las Cinco Semillas de Naranja)
  • Los Grice Paterson en la isla de Ufa (mencionado en Las Cinco Semillas de Naranja)
  • El Asesino Bert Stevens (mencionado en El Constructor de Norwood)
  • (septiembre) Las Cinco Semillas de Naranja (III)
  • El Envenenamiento de Camberwell (mencionado en Las Cinco Semillas de Naranja)

1888:

  • El Asesinato de Trepoff (mencionado en Un Escándalo en Bohemia)
  • La Tragedia de los Hermanos Atkinson (mencionado en Un Escándalo en Bohemia)
  • La Familia Real de Holanda (mencionado en Un Escándalo en Bohemia)
  • (marzo) Un Escándalo en Bohemia (III)
  • (junio) El Escribiente del Corredor de Bolsa (VI)
  • (julio) El Tratado Naval (VI)
  • (julio) El Capitán Cansado (mencionado en El Tratado Naval)
  • (verano) El Jorobado (VI)
  • (otoño) La Segunda Mancha (VII)

1889:

  • (junio) El Hombre del Labio Retorcido (III)
  • Los Camafeos del Vaticano (mencionado en El Sabueso de los Baskerville)
  • (verano) El Dedo Pulgar del Ingeniero (III)
  • (octubre) El Sabueso de los Baskerville (IV)
  • (noviembre) El Coronel Upwood y el Escándalo del Nonpareil Club (mencionado en El Sabueso de los Baskerville)
  • (noviembre) El Detective Moribundo (X)
  • (noviembre) Madame Montpensier y el Asesinato de su Hijastra (mencionado en El Sabueso de los Baskerville)

1890:

  •  (enero) El Valle del Terror (V)
  • La Separación del matrimonio Dundas (mencionado en Un Caso de Identidad)
  • El Caso de Manor House (mencionado en El Intérprete Griego)
  • * (verano) El Intérprete Griego (VI)
  • (setiembre) Un Caso de Identidad (III)
  • * Estrella de Plata (VI)
  • La Desaparición de Lady Frances Carfax (X)
  • (octubre) La Liga de los Pelirrojos (III)
  • * El Valle de Boscombe (III)
  • (27 de diciembre) El Carbunclo Azul (III)

1891:

  • (primavera) La Finca de Cooper Beeches (III)
  • * (primavera) La Cara Amarilla (VI)
  • (mayo) El problema final (VI)

(Entre 1891 y 1894, tiempo en el que se daba a Holmes por muerto, éste con la personalidad falsa de Sigerson, explorador noruego, viajaría por el Tibet y pasaría un tiempo con el Gran Lama. Más tarde se dirigiría a tierras árabes y cruzaría Persia, llegaría hasta la Meca y visitaría -suponemos que disfrazado de árabe- al Califa de Khartoum. Vuelve a Europa, y en Francia investiga sobre los derivados del alquitrán en un Laboratorio de Montepellier. Finalmente, vuelve a Inglaterra justo a tiempo de descifrar el misterio que se narra en “La Casa Deshabitada”. Precisamente en esa historia son mencionados todos esos datos.)

1894:

  • (abril) La Casa Deshabitada (VII)
  • La Sanguijuela Roja y el Banquero Crosby (mencionado en Los Lentes de Oro)
  • Los Documentos del ex-Presidente Murillo (mencionado en El Constructor de Norwood)
  • La Tragedia de Addleton (mencionado en Los Lentes de Oro)
  • (julio-agosto) Los Bailarines (VII)
  • La Herencia Smiths-Mortimer (mencionado en Los Lentes de Oro)
  • Hure, el Asesino de los Bulevares (mencionado en Los Lentes de Oro)
  • El Vapor Holandés Friesland (mencionado en El Constructor de Norwood)
  • (otoño) El Constructor de Norwood (VII)
  • (noviembre) Los Lentes de Oro (VII)

1895:

  • (marzo) El Pabellón Wisteria (X)
  • La Muerte del Cardenal Tosca (mencionado en El «Negro» Peter)
  • (marzo-abril) La Persecución de John Vincent Harden (mencionado en El Ciclista Solitario)
  • Wilson, el Amaestrador de Canarios (mencionado en El «Negro» Peter)
  • (abril) El Ciclista Solitario (VII)
  • Los Tres Estudiantes (VII)
  • (julio) El Negro Peter (VII)
  • (noviembre) Los Planos del Bruce-Parlington

1896:

  • (febrero) El Tres-Cuartos Desaparecido (VII)
  • (finales) La Inquilina del Velo (IX)

1897:

  • (marzo) El Pie del Diablo (X)
  • * (mayo) Shoscombre Old Place (IX)
  • (invierno) La Granja Abbey (VII)

1899:

  • (verano) El Fabricante de Colores Retirado (IX)

 1901:

  •  Los Documentos Ferrers (mencionado en El Colegio Priory)
  • El Asesinato de Abergaveny (mencionado en El Colegio Priory)
  • (mayo) El Colegio Priory (VII)

1902:

  • (junio) Los Tres Garrideb (VIII)
  • (setiembre) El Cliente Ilustre (VIII)
  • * (octubre) El Puente de Thor (IX)
  • * (noviembre) El Vampiro de Sussex (VIII)

1903:

  • La Misión del Sultán de Turquía (mencionado en El Soldado de la Piel Decolorada)
  • (enero) El Soldado de la Piel Decolorada (VIII)
  • * (verano) La Piedra Preciosa de Mazarino (VIII)
  • * Los Tres Gabletes (VIII)
  • (setiembre) El Hombre Que Reptaba (IX)

 1907:

  •  (junio) La Melena de León (IX)

 1914:

  • (2 de agosto) Su Ultimo Saludo en el Escenario (X)

La aventura de los seis napoleones

Unas palabras finales

La contradicción entre fechas a que me refería antes se debe sin duda a la desgana y rapidez con la que Conan Doyle escribía sobre su personaje (hay, incluso, una narración en la que esposa de Watson le llama James, en lugar de John, su verdadero nombre de pila). Es del dominio público que odiaba a Holmes y que estaba convencido de que escribir aquellas novelitas policíacas le rebajaba como escritor. De hecho, antes de “El Problema Final”, donde Holmes muere, ya había intentado matarlo otra vez y sólo la intervención de la madre de Conan Doyle (una de las mayores fans del personaje) lo había podido evitar. Más tarde, el escritor se verá obligado a resucitar al personaje y, a partir de entonces, parece producirse una cierta reconciliación. Hasta vemos a Holmes adoptando actitudes más humanas e, incluso, a veces, emocionales.

Resulta curioso el hecho de que fue precisamente el odio de Conan Doyle hacia Holmes el que contribuyó en gran medida a hacer de este un personaje inolvidable. Con cada nueva historia va perfilando un carácter cada vez más excéntrico: frío, caprichoso, misógino, autoritario, terriblemente vanidoso, histriónico, a veces cruel en sus burlas a Watson. Todo ese cúmulo de defectos (destinados, creo yo, a que el público odiase al detective tanto como lo hacía su creador) contribuyeron sin embargo a construir una de las personalidades más atractivas de la literatura de este tiempo.

Otro aspecto sin duda curioso es la forma en que Conan Doyle se identifica con el doctor Watson, especialmente cuando Holmes hace a éste víctima de alguna de sus burlas: es casi como si el detective se estuviera burlando de su creador y de sus vanos intentos de destruirlo. No deja de ser paradójico el que un hombre como Conan Doyle, triunfador desde todos los puntos de vista, se viera a sí mismo en cierta forma como un fracasado, obligado a escribir historias de un personaje al que odiaba y eclipsado por la fama de ese personaje. Su destino es, desde luego, uno de los más peculiares (y también de los más tristes) de la historia de la literatura. Llama también la atención que Conan Doyle, despreciando el género policíaco, sintiera predilección por la novela histórica; en realidad, sin saberlo, a ella estaba dedicando sus esfuerzos: las narraciones de Holmes constituyen para nosotros, público de inicios del siglo XXI, uno de los más completos y vívidos retratos de la Inglaterra victoriana.

Entre las distintas contradicciones que se producen al intentar fechar los relatos hay varias que resultan interesantes. Veamos algunas:

Uno de los más difíciles de solventar es, sin duda, “La Segunda Mancha”. Antes de que Conan Doyle escribiera esa historia, la menciona (o mejor dicho, nos da simplemente el título) en “El Tratado Naval”, y afirma que tuvo lugar el primer mes de julio tras el matrimonio del doctor Watson (es decir, casi con toda seguridad, julio de 1888). Sin embargo, cuando años más tarde utiliza ese título y escribe realmente el cuento, no lo sitúa en ningún año concreto, pero afirma taxativamente que sucede en la «mañana de un martes de otoño». Evidentemente, una de las dos dataciones está equivocada: me he decidido por tomar como correcta la del propio cuento y dejar como un despiste de Watson su referencia en “El Tratado Naval” a que sucedió en julio. Sí he mantenido, sin embargo, el año de 1888.

En “El Pabellón Wisteria” se afirma que esa historia ocurre en marzo de 1892, algo imposible, pues por esa época el mundo creía a Holmes muerto y no saldría de su error hasta abril de 1894. He resituado el relato en marzo de 1895.

Por otra parte, tras la resurrección de Holmes, parece como si la mujer de Watson se hubiera evaporado: toda mención a ella desaparece. De hecho, se afirma explícitamente que Watson vende su consulta y se traslada de nuevo a vivir a Baker Street. Sin embargo, en “El Soldado de la Piel Decolorada”, que transcurre sin la menor duda en 1903, Holmes comenta que «Watson me había abandonado para seguir a una esposa» como si el matrimonio del doctor fuera cosa reciente cuando, atendiendo a lo que se nos dice en otras historias, este tuvo lugar a finales de 1887 o principios de 1888. El escritor norteamericano Robert Lee Hall, en su novela Adiós, Sherlock Holmes resuelve esta aparente contradicción dando por supuesto que Mary Morstan, primera mujer del doctor, fallece, y que éste se vuelve a casar en 1902 con Violet Hunter, a la que conoció en 1891 en “La Finca de Cooper Beeches”. Pero esto, naturalmente, no pasa de una conjetura posterior a la muerte de Conan Doyle, quien jamás resolvió ese aparente misterio.

“Los Planos del «Bruce-Parlington»” se abre afirmando que esta aventura tiene lugar en noviembre de 1875, algo imposible si tenemos en cuenta que Holmes y Watson no se conocen hasta 1883 en Estudio en Escarlata. Como la aventura se refiere a los planos de un submarino y no parece muy probable que Inglaterra estuviera construyendo uno ya en 1875, y como esta historia se desarrolla sin duda con posterioridad a 1890 (en esa fecha se sitúa “El Intérprete Griego”, donde Watson conoce a Mycroft Holmes, que reaparece en este relato) la he trasladado veinte años y la he situado en 1895. Por otra parte, Robert Lee Hall, en su novela ya mencionada, sitúa este caso también en el 95, lo que me hace sospechar que la fecha que consta en la edición que poseo de las historias de Holmes bien puede ser una errata.

Mención aparte merece el relato “Charles Augustus Milverton”, en el que Watson afirma explícitamente: «el lector me disculpará que oculte fechas y cualquier otro detalle que pudiera llevar a la identificación del hecho», con lo que nos deja a oscuras sobre el momento en que podría desarrollarse tal historia. Como también nos dice que «han transcurrido muchos años desde los incidentes de que ahora hablo» he supuesto que tuvo lugar en los primeros años de la carrera de Holmes, antes del matrimonio del doctor y, por tanto, lo he situado en 1886.

En “El Problema Final”, desarrollada en 1891, Holmes le habla a Watson de Moriarty por primera vez, y es en esa misma historia donde Moriarty fallece. Sin embargo, en El Valle de Terror, que transcurre antes de esa fecha, la figura de Moriarty se vislumbra entre las sombras y Holmes y Watson hablan de él como si ya hubieran sostenido varias conversaciones sobre el tema. La solución es simple: El Valle del Terror fue escrito hacia 1915, varios años después que “El Problema Final”, y cuando Doyle escribió esta última no podía suponer que década y media más tarde reintroduciría a Moriarty en escena. Por otro lado, no deja de ser curioso que el considerado mundialmente como el archienemigo de Holmes («el Napoleón del crimen» en palabras del propio detective) sólo aparezca en estas dos historias y algunos de sus colaboradores en “La Casa Deshabitada”, secuela en cierta forma de “El Problema Final”. Volviendo a El Valle del Terror, por los datos que Watson nos da de ella, transcurre en enero, a finales de la década de 1880: la he situado en enero de 1890, último año de esa década.

Se han vertido verdaderos océanos de tinta con la intención de desentrañar determinados aspectos del mundo de Sherlock Holmes. Destaco aquí la novela de Nicholas Meyer (conocido también como director de cine por «Los Pasajeros del Tiempo», «Star Trek II: La Ira de Khan» o «Star Trek VI: Aquel País Desconocido») «Elemental Doctor Freud» (The Seven-per-cent Solution) en la que intenta explicar la figura de Moriarty como producto de una fijación obsesiva de Holmes por su antiguo profesor de matemáticas. La novela, interesante entre otras cosas por su aparición en ella del padre del psicoanálisis, maneja con bastante habilidad los distintos datos que se van desgranando en varias historias de Conan Doyle.

Y mencionar, por supuesto, Sherlock Holmes de Baker Street, de W. S. Baring-Gould, una detallada biografía del detective inglés en la que, además, se incluye una cronología de todos sus casos. Como el lector podrá suponer, esta cronología difiere de la mía en varios puntos. No dudo de la exactitud de las afirmaciones de Baring-Gould (uno de los mayores estudiosos holmesianos de todo el mundo), pero el hecho de que a menudo prescinda de justificar los motivos por los que sitúa una u otra historia en tal o cual fecha, me permite mantener las conclusiones de mi cronología allá donde difieren de las suyas sin sentirme demasiado molesto por el asunto.

Entre las distintas historias que éste nunca escribió, pero de las que da una o dos referencias (o el título de la misma) como casos de Holmes, hay una que me ha llamado poderosamente la atención. En “El Vampiro de Sussex”, Holmes habla de «la rata gigante de Sumatra, para cuyo relato el mundo aun no está preparado». Por otra parte, en “El Rompecabezas de Reigate” se menciona que Holmes estuvo implicado en un asunto referente a la Netherland-Sumatra Company y «los proyectos colosales del barón Maupertuis». Probablemente Conan Doyle nunca pensó que ambas historias pudieran ser una sola, y es más que probable que ya hubiera olvidado la primera alusión cuando hizo la segunda. Sin embargo, el hecho de que algo relacionado con Sumatra esté incluido en los dos casos, me ha llevado a considerarlos uno solo. Conectado con esto, me gustaría comentar el peculiar sentido del humor del que Conan Doyle hacía gala al mencionar esas historias que jamás fueron escritas; referencias a criminales como «Wilson, el amaestrador de canarios», «Ricoletti el Patituerto y su abominable esposa» o aquel caso que Holmes había desentrañado al demostrar que «el perejil se había hundido en la mantequilla en un día de calor» demuestran que el escritor se lo pasaba en grande inventándose esas alusiones disparatadas y tratando de poner en ridículo a Holmes con su intervención en ellas.

Existen tres casos que el lector no podrá encontrar en la lista cronológica. Watson los menciona al principio de “El Puente de Thor” como casos a los que Holmes nunca pudo encontrar solución, pero al no dar el menor indicio de una fecha en ellos y al tratarse de historias que nunca llegaron a ser escritas, no me he arriesgado a introducirlas en la cronología. Son éstas, en palabras del doctor Watson: «entre estos relatos sin final está el del señor James Phillimore, que al volver a entrar en su casa para coger el paraguas desapareció sin que jamás haya vuelto a saberse de él». «… El balandro Alicia que navegando en una mañana de primavera se metió en un banco de niebla y nunca más volvió a salir». «Isadora Persano, el célebre periodista y espadachín al que encontraron loco de atar con una caja de cerillas delante, y dentro de la caja un gusano extraordinario que, según se dijo, era desconocido por los hombres de ciencia». Es evidente que, para Conan Doyle, tras estas palabras no había historia alguna: intentaba simplemente intrigar al lector. Y, desde luego, lo consiguió, pues no han sido pocos los autores que han tratado de descubrir qué había sucedido realmente en esos supuestos casos sin solución, entre ellos Philip José Farmer con su relato “El Problema del Puente Dolorido (Entre Otros)”, o Mack Reynolds en “La Aventura del Extraterreste”. Yo mismo (y pediría perdón por la inmodestia, si no fuera inútil) he intentado dar una explicación esos tres casos en mi novela La Sabiduría de los Muertos, publicada en 1996 por la Fundación Dolores Medio, y reeditada en 2004, actualizada, por Bibliópolis.

Pretendía añadir unas breves notas a esta cronología, pero veo que me he extralimitado: es difícil detenerme cuando empiezo a hablar de algo que me fascina. Sin embargo, es mejor que lleguemos al final. Terminaré, pues, diciendo que he partido del supuesto de que Holmes nace hacia 1850. De esta forma tiene unos veinte años cuando se enfrenta a su primer caso en “La Gloria Scott”, y unos treinta y tres al conocer a Watson en Estudio en Escarlata. Cuando es dado por muerto en “El Problema Final” anda por los cuarenta y un años, y cuarenta y cuatro tiene cuando reaparece en “La Casa Deshabitada”. Finalmente, cuenta con sesenta y cuatro en el que es su último caso (al menos el último del que se tiene noticia), “Su Último Saludo en el Escenario”, que transcurre el 2 de agosto de 1914.

Bibliografía

  1. BARING-GOULD, W. S.: Sherlock Holmes de Baker Street, Valdemar, 1999.
  2. CONAN DOYLE, Arthur: Obras Completas I: Estudio en Escarlata. El Signo de los Cuatro. El Sabueso de los Baskerville. Memorias de Sherlock Holmes. Ediciones Orbis, 1987.
  3. CONAN DOYLE, Arthur: Obras Completas II: Las Aventuras de Sherlock Holmes. Sherlock Holmes Sigue en Pie. El Archivo de Sherlock Holmes. Ediciones Orbis, 1987.
  4. CONAN DOYLE, Arthur: Obras Completas III: La Reaparición de Sherlock Holmes. Su Último Saludo en el Escenario. El Valle del Terror. Ediciones Orbis, 1987.
  5. FARMER, Philip José: “El Problema del Puente Dolorido (Entre Otros)”, incluido en Sherlock Holmes a Través del Tiempo y del Espacio, Isaac Asimov, Martin H. Greenberg y Charles G. Waugh (ed.). Ediciones Júcar, colección Etiqueta Negra, febrero 1987, Gijón.
  6. HALL, Robert Lee: Adiós Sherlock Holmes. Ediciones Planeta, colección Fábula, septiembre 1980, Barcelona.
  7. MARTÍNEZ, Rodolfo: La Sabiduría de los Muertos, Fundación Dolores Medio, 1996.
  8. MEYER, Nicholas: Elemental, Doctor Freud. Salvat, col. Novela y Ocio, Barcelona, 1987.
  9. REYNOLDS, Mack: “La Aventura del Extraterrestre”, incluido en Sherlock Holmes a Través del Tiempo y del Espacio, Isaac Asimov, Martin H. Greenberg y Charles G. Waugh (ed.). Ediciones Júcar, colección Etiqueta Negra,  febrero 1987, Gijón.

 ©, 1992, 2001, Rodolfo Martínez

(1) El texto aquí transcrito fue redactado inicialmente en 1992. Ciertamente, a día de hoy no es que la cosa haya cambiado en exceso, y en concreto en el campo del ensayo literario aún estamos muy lejos de otros países, no ya sólo Estados Unidos o Inglaterra, sino cualquier otro país occidental. (Nota del Editor).

About these ads

42 Responses to “Una cronología de los casos de Sherlock Holmes”


  1. 1 belakarloff
    4 enero 2010 en 9:20

    Interesantísima cronología, y de nuevo muchas gracias a Rodolfo por autorizarme la publicación.

  2. 2 titanide1986
    4 enero 2010 en 12:10

    Me gusta mucho el artículo, a mí también me fascina más la personalidad de Holmes (e incluso la de Watson) en sí que las historias, y también he pensado alguna que otra vez que se notaba el odio de Doyle hacia Holmes en algunas características de la personalidad de Holmes, así como en la dejadez de Doyle a la hora de intentar hacer cuadrar las fechas.

    La verdad es que no sé porqué la cronología de Baring-Gould se considera canónica (bueno, no estoy segura de eso, pero hay gente que la considera canónica), porque yo creo que, como dice este señor (Rodolfo) hay cosas que sencillamente no se pueden saber con exactitud. Podríamos incluso pensar que Watson se ha inventado alguna fecha porque no la recordaba o porque no quería decir la fecha real.

    Lo del perejil en la mantequilla me ha hecho gracia recordarlo, porque cuando lo leí me quedé ¿¿??.

    En fin, sé que quería comentar más cosas, pero no las recuerdo, así que ya me releeré el artículo y escribiré otro comentario XD.

    Saludos.

  3. 3 belakarloff
    4 enero 2010 en 12:31

    titanide1986:
    La verdad es que no sé porqué la cronología de Baring-Gould se considera canónica (bueno, no estoy segura de eso, pero hay gente que la considera canónica)….

    Baring-Gould fue un estudioso de la obra, y por ello mucha gente lo considera un erudito en la materia y lo que dice lo que valora enormemente. Otra gente, sin embargo, experta o no, pone sus reparos a lo que él refirió. Hay de todo…

  4. 4 Quatermain
    4 enero 2010 en 18:36

    ¡Ah, la cronología de los casos de Sherlock Holmes! Ese grial que tantos y tantos estudiosos han perseguido en vano durante más de un siglo de investigación. Francamente, a mí me da igual cuándo se desarrollaron los casos, ya que el propio Doyle ni se molestó en hacer del Canon algo coherente. Puede haber tantas cronologías válidas (o no, claro), como compiladores de las mismas. Se trata de un tema fascinante, no lo dudo, pero al fin y al cabo no deja de ser una cierta pérdida de tiempo…

  5. 5 enero 2010 en 9:25

    Un material de lo más interesante, y sin duda fundamental para poder disfrutar con detalle del Canon. Esas apreciaciones iniciales y fianles son también muy enriquecedoras.

  6. 6 belakarloff
    5 enero 2010 en 10:35

    Me alegro de volver a verte por aquí, Javier.

  7. 7 titanide1986
    5 enero 2010 en 21:09

    Por cierto, creo que según la cronología de Baring-Gould, mañana sería el cumpleaños de Holmes…

  8. 6 enero 2010 en 1:49

    Muy buen artículo. Le daré algún vistazo más en profundidad.

    En cuanto a la cronología de Baring-Gould, sencillamente… Bueno, en fín, que no me la creo. Pero ni por asomo, vamos. De hecho, esa “tremenda canonicidad” que se le supone no la termino de entender e incluso me sorprende. Pero, como dice el señor Quatermain, en el fondo es un tema cafetero. Que se le va hacer, con estas aficiones que tenemos…

  9. 9 albertolopezaroca
    6 enero 2010 en 17:08

    Un apunte: convengo con Rodolfo en su apreciación acerca de la relación entre la Rata Gigante de Sumatra y el barón de Maupertuis… hasta cierto punto. Creo que son dos casos distintos, y que uno es prácticamente consecuencia del otro. El asunto de la Rata no debería estar situado en el año 1887, pues por entonces Watson trabaja con Holmes, y Holmes se lo menciona años después (en “El Vampiro de Sussex”), dejando constancia de la ignorancia del doctor acerca de ese asunto.
    De hecho, estoy terminando de escribir mi propia versión del asunto, y espero sacarla a la luz en febrero con el título de “Charlie Marlow y la Rata Gigante de Sumatra: una aventura de Sherlock Holmes”.
    Por cierto, que existe otra conexión importante con Sumatra en el Canon, concretamente en “El Detective Moribundo”. El señor Alan Saunders tiene una buena explicación y una tesis de lo más interesante al respecto, y se puede encontrar en inglés en http://www.btinternet.com/~alan.catherine/holmes/sumatra.htm
    Yo hice una versión en castellano, con permiso de Mr. Saunders, que se publicó en el primer número de Paradol Chamber boletín, en 2004, creo. Si a alguien le interesa, supongo que la podremos reproducir por aquí o por allá con sólo volver a pedir permiso al señor Saunders.

  10. 10 belakarloff
    7 enero 2010 en 9:03

    Pues sí, sería interesante pedirle permiso. Si no te importa… Guapo, inteligente…

  11. 12 belakarloff
    8 enero 2010 en 11:55

    Si queréis que me ponga en contacto con vosotros no es necesario que publiquéis aquí vuestro e-mail: al registraros aquí puedo acceder a ver vuestra dirección sin que ésta quede de cara al público. Así os evitáis que alguien recoja vuestra dirección y la aproveche para mandar spam.

  12. 13 doctorwatson65
    8 enero 2010 en 19:26

    Interesante cronalogía, como no soy un experto en Holmes viene bien de vez en cuando saber en que época se ambienta.

  13. 9 enero 2010 en 22:26

    Pues sí, yo me uno a las peticiones “albertinas” a que corran los permisos, traducciones, etc… ¿Lo de “Charlie Marlow y la Rata Gigante de Sumatra: una aventura de Sherlock Holmes” será en serio? ¿Y quién hará la portada, digo yo (Ejem)?

    En cuanto a lo del Barón de Maupertuis y la Rata Gigante de Sumatra, si no es pastiche mediante, me temo que no tienen absolutamente nada que ver entre sí.

  14. 10 enero 2010 en 19:27

    Hay un libro de la editorial “Bibliotreca Avrea Catedra” Que se llama “Todo Holmes” y que vienen todos los escritos de Doyle de Holmes cronologicamente ordenados segun la edad de Holmes.
    Ademas de un prologo donde se da mucha informacion hacerca del autor,personajes, el mundo de Holmes…..
    La verdad es que esta muy bien, lo recomiendo.

  15. 16 belakarloff
    11 enero 2010 en 9:06

    Gracias, Elena. Hemos comentado en más de una ocasión ese libraco aquí. Obligatorio… al igual que el reciente vol. 1 comentado.

  16. 17 2099figo2099
    24 febrero 2010 en 22:55

    Hola gente: Pasé de casualidad aquí, empapándome de Holmes, ya que quiero aprender todo y de todo del mundo sherlockiano. Me agradó sobremanera esta perspectiva cronológica, aprendí mucho más de Holmes, te felicito por este esfuerzo literario, y tmb espero recomendaciones para saber más del tema.

    Saludos desde Xalapa, Veracruz, Mexico

  17. 18 belakarloff
    25 febrero 2010 en 8:39

    Hola, figo. Ante todo, bienvenido.

    En cuanto a recomendaciones, bueno, creo que simplemente, ponte a leer todo lo que hay por aquí, y a partir de ahí elige según tus apetencias.

    Y gracias por tus palabras.

  18. 25 febrero 2010 en 12:10

    Por cierto,me acabo de comprar un comic sobre Holmes (no un comic como el supuestamente basado el la pelicula de Downey Jr) sino uno ambientado en su epoca y a partir de la “muerte” de Holmes en Suiza.
    Se llama “HOLMES ( 1854/¿1891? )” de Cecil y Brunschwig, mereceria un post a parte, porque esta muy bien. Estoy deseando que saquen el volumen II.

  19. 22 belakarloff
    25 febrero 2010 en 12:24

    Estoy precisamente a la espera del volumen II para crear una reseña sobre el cómic en su globalidad. Aunque creo que el total eran tres, no recuerdo bien ahora.

  20. 25 febrero 2010 en 14:21

    Vale vale, es que me encanto y por si no lo sabiais XDDDD pero veo que estas en todo ^^

  21. 24 belakarloff
    25 febrero 2010 en 21:04

    ,)

    Se agradecen esos comentarios. Por lo que tú dices: por si se me pasa…

    De hecho se me pasó lo del nuevo libro sobre “Sherlock en el cine” que ha salido, y a estas alturas, darlo como noticia…

  22. 25 febrero 2010 en 22:58

    Han sacado un nuevo libro de Sherlock en el cine?????? yo tengo uno….que no recuerdo de que editorial era……lo mirare, creo que es del año 95, lo compre en la feria del libro de aquel año y era carillo….¬¬

  23. 26 belakarloff
    26 febrero 2010 en 8:50

    Pues ha salido uno nuevo, de autor español, y formato pequeñín…

  24. 27 febrero 2010 en 19:00

    Precisamente se ha comprado mi hermano hoy el libro “Sherlock en el cine” y esta bastante mejor que el que tengo yo, que se centra casi exclusivamente 2 tercios del libro en Rathbone y al pobre Brett un misero parrafo……

  25. 28 Germán
    16 marzo 2010 en 17:23

    Hola, yo recien el año pasado comenze a coleccioar las novelas y relatos de Sherlock y su amigo Watson, lo que le queria pedir (si no es mucho pedir) es que me digan la neta o la verdad, que es cuantos libros son validos escrito por Doyle de Sherlock Holems. Espero sus respuestas.

  26. 29 belakarloff
    16 marzo 2010 en 21:19

    Hola. Ante todo, bienvenido.

    No termino de entender del todo tu pregunta, pero en este artículo tienes listado todo lo que escribió Conan Doyle, salvo un par de relatos que no se suelen incluir en la continuidad: http://belakarloff221b.wordpress.com/2009/09/18/cronologia-del-canon/

  27. 25 marzo 2010 en 12:49

    Hola… Sólo unas línas para felicitarte por este interesantísimo lugar. Soy acérrimo lector de Conan Doyle desde los 12 años (y tengo 36 ahora), y ahora que me he puesto a conseguir backups digitales de mis ediciones impresas (en pdf, vaya), y buscando una cronología ordenada de los relatos (no las fechas en las que se escribieron, sino el órden en que deben leerse para obtener un todo coherente – P.ej. Estudio en Escarlata, El Signo de los Cuatro, etc), pues dí con esto. Directo a Favoritos, y espero pasarme por aquí con cierta frecuencia a comentar, debatir, etc. ¡Abrazos desde Vigo!

  28. 31 belakarloff
    25 marzo 2010 en 13:02

    Me alegra que te sea útil este blog. Con lectores como tú vale la pena el esfuerzo.

    Un abrazo, y sí, espero seguir viéndote por aquí.

  29. 32 Netto
    11 mayo 2010 en 0:06

    weee muchas gracias!!!
    sabes k en el final del Signo de los Cuatro cuando Watson da el anuncio de k no podra seguir acompañandolo en sus casos me saque un chorro de onda se me hizo k duraba muy poco… crei k andaba mal en la cronologia
    gracias por esta ayuda ((la pagina en k los descargo no estan en orden))

    Felicidades por el espacio y muchas gracias por hechar la mano con la crono de la historia sigue asi!!!!

  30. 33 belakarloff
    11 mayo 2010 en 7:46

    Un saludo, Netto, y bienvenido al blog. Espero que sigas disfrutando de los textos…

  31. 34 LEIKA...
    26 agosto 2010 en 3:22

    esta muy chevere y sirve de muchooooo… te felicito ps te quedo super bn..

  32. 35 Cynthia
    21 noviembre 2010 en 0:06

    Hola. Muy bueno!! La verdad creo q aprendí más de Sherlcok. t super felicito y gracias. Y estoy segura q no va ser la última vez q m pase por este sitio. Gracias de nuevo y saludos a todos los Sherlockianos!!!!

  33. 36 belakarloff
    22 noviembre 2010 en 14:06

    Gracias por tus palabras, y esperamos que pases más veces por aquí, Cynthia. Bienvenida.

  34. 37 sunara
    4 abril 2011 en 16:35

    Enhorabuena por el blog, hace tiempo que lo leo y es una autentica delicia. En esta ocasion me he animado a escribir para dejar un enlace:

    http://www.loschicosdelbarrio.net/2011/03/el-olvido-de-memphis-1985.html

    Es una historia baloncestistica y no se muy bien si cuadra aqui, pero me ha llamado la atencion que el protagonista se llamara, literalmente, Baskerville Holmes

  35. 38 Luis Miguez
    5 abril 2011 en 19:01

    Sapristi, este Post se ha teletransportado desde el pasado hasta el presente… Qué Blog sorprendente, éste…

  36. 40 belakarloff
    6 abril 2011 en 19:11

    Mientras no disponga de más material, snif, he de recurrir a esto… :(

  37. 41 belakarloff
    6 abril 2011 en 19:12

    Aunque en uno de los casos he aprovechado y actualizado el texto…

  38. 28 junio 2013 en 20:22

    La cronologia es incorrecta, la correcta es esta:

    Estudio en escarlata
    El signo de los cuatro
    Las aventuras de SH
    Las memorias de SH
    El regreso de SH
    El sabueso de los Baskervilles
    El valle del terror
    Su último saludo (his last bow)
    El archivo de SH

    Mi refetente de esta lista ordenada la he sacado de un libro donde se junta toda su obra, así que… estará bien :D


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 466 seguidores

%d personas les gusta esto: